Ministro dice que empresas constructoras "se están acabando"

La fuerte inversión pública que hace el Gobierno Nacional y que bordea los 3 mil millones de dólares para esta gestión, según indicó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, develó un problema nacional que sería una de las consecuencias de bajas ejecuciones presupuestarias registradas en el primer semestre del año, este problema es el referido a que las empresas constructoras no crecen a la par de la inversión pública en varios departamentos y que al parecer, estas se “están acabando”.

“Se acaban las empresas constructoras en el país, todas tienen prácticamente una obra que hacer y cuando se dedican a dos o tres obras ya no les alcanza el físico o musculatura de las empresas para abarcar más obras. Ese es uno de los males que estamos encontrando” dijo la autoridad nacional al indicar que los procesos de contratación se veían paralizados al inicio de la gestión y que por ende, la ejecución presupuestaria presentaba cifras bajas durante el primer semestre.

Arce dijo que el empresariado privado no crece a la par de lo que crece la inversión pública y explicó que, por ejemplo, en el periodo neoliberal desde 1985 hasta el 2005, es decir cerca de 20 años de este modelo, el promedio de la inversión pública apenas alcanzaba a 500 millones de dólares por año y contrariamente a ello, la pasada gestión se invirtió cerca de 2 mil 200 millones de dólares en inversión pública, resaltando que para este año se estima invertir 3 mil millones de dólares en inversión pública, es decir, casi 6 veces más de lo que se invertía anteriormente.

Para el Ministro esta es una de las razones por las cuales se frena en cierta medida la agilidad en la inversión, sin embargo, aclaró que existen algunos departamentos, como: La Paz, Cochabamba y Oruro, donde según él se notó una respuesta favorable por parte del empresariado privado a la cantidad de inversión realizada por el Estado.

La autoridad nacional explicó que la inversión pública crece debido a que la macroeconomía en Bolivia está bien y que ésta será una de las pocas economías que crecerá este año en América del Sur, cuando la crisis internacional afecta a todos los países.

“Los indicadores siguen fuertes y por eso los inversionistas extranjeros han demandado 4217 millones de dólares cuando nosotros íbamos a ofertar sólo 500 millones de dólares en el mercado de capitales extranjeros; eso se debe a la solidez de indicadores macroeconómicos bolivianos que ya son de conocimiento mundial y fueron aceptadas las cifras y políticas macroeconómicas de Bolivia en mercados internacionales, por lo tanto, esos números se reflejan en la solidez del presupuesto que el próximo año mostraremos” concluyó.



A %d blogueros les gusta esto: