Llega la paz en el conflicto policial… ahora el Tipnis

El Gobierno y representantes de los policías de baja graduación firmaron la madrugada de este miércoles un nuevo acuerdo que pretende poner fin al conflicto por mayor demanda salarial y la abrogación de la Ley 101 de Régimen Disciplinario de la institución verde olivo. El nuevo acuerdo considera un incremento de 100 bolivianos al haber básico a cambio del bono de 200 bolivianos, además de la suspensión de la vigencia de la Ley 101 de Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana y la jubilación con el 100 por ciento de sus ingresos en la última boleta de pago, entre los aspectos más importantes. A partir de la suscripción del acuerdo “todos los efectivos del orden deben retornar a sus unidades y reincorporarse a sus funciones cotidianas”. El gobierno se compromete a no iniciar ningún tipo de acción legal contra los movilizados, que en el proceso de protestas atacaron varias instituciones públicas causando cuantiosos daños a sus infraestructuras.
La institución policial movilizada alcanzó sus requerimientos y desde luego como se dice en la jerga popular, “le doblo el brazo” al gobierno, el que sigue con el desgastado discurso del golpe de estado en su contra.
Para el analista político Iván Arias Durán, con las denuncias de supuesto complot se busca crear una “imagen de victimización”, para mostrar al presidente Evo Morales como “el indígena atacado”, “el indígena incomprendido” y “pobrecito incomprendido por una sociedad racista”; sin embargo, considera que el argumento está dejando de tener efecto. “Al principio pegó muy fuerte, pero ahora está cayendo en saco roto”

Esta crisis de 7 días, mantuvo en vilo al gobierno de Evo Morales que empezó a movilizar todos los artilugios posibles, 8 de los 9 gobernadores de Bolivia se trasladaron a La Paz, para brindar su apoyo al presidente sitiado. Cerca a 25 alcaldes masistas de los municipios del departamento de Santa Cruz mostrarán su repudio contra las medidas adoptadas por los policías y este miércoles realizarán una marcha en apoyo al proceso de cambio.

Como posible consecuencia del conflicto policial renunció el Viceministro de Seguridad Ciudadana General (r), Miguel Vásquez. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó la renuncia presentada por el viceministro, aunque no explicó los motivos que determinaron esa decisión.

Como ocurrió en todos los conflictos sociales generados por el descontento de la población boliviana y de sectores laborales agredidos en sus derechos e intereses, el presidente Evo Morales nuevamente culpó ayer a los medios de comunicación de ser los responsables de los conflictos del país. Afirmó que estaba haciendo un seguimiento a los periodistas por los hechos pasados que siempre recuerda, aunque no identificó ningún nexo con los actuales problemas sociales, “tenemos información de parte de los compañeros”, dijo sin especificar la fuente informativa ni relacionarlo con la coyuntura.

La pesadilla pasó y Evo se despierta en Buenos Aires, dejando como siempre los conflictos generados en el Estado Plurinacional, en manos de los ministros más “duchos” de su gabinete, Carlos Romero y Juan Ramón De La Quintana que en este último, no apareció.

Ahora se debe entrar en razón con más de 2.000 indígenas de la IX marcha del Tipnis y otros tantos que apoyaron la marcha en una vigilia en plaza San Francisco. A donde tendrá que viajar el presidente ahora?…



Sé el primero en comentar en «Llega la paz en el conflicto policial… ahora el Tipnis»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: