La marcha espera latente en Urujara

Muy sabiamente y para echar por tierra toda afirmación del vicepresidente Álvaro García Linera y del Ministro de Gobierno Carlos Romero sobre el supuesto “Plan Tipnis”, para derrocar a Evo Morales, la columna de la IX marcha en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) llegó este martes a La Paz. Para avanzar esperan que se solucione la crisis entre el Gobierno y la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclaspol) quienes se encuentran en negociaciones.

La dirigente de la movilización indígena, Nazaret Flores, aseguró que se quedarán en el sector de Urujara hasta que el mandatario Evo Morales y los uniformados resuelvan el conflicto policial, aclaran que su intención no es sumarse a las protestas de los uniformados. “Nosotros los del Tipnis esperamos que el gobierno y los policías lleguen a un acuerdo”, recalcó Flores.

La IX Marcha se opone a la construcción de una carretera que está proyectada para unir la región central de Cochabamba con la amazónica de Beni. Los indígenas, que en 2011 ya caminaron por meses hasta La Paz y negociaron con el presidente Morales a dictar una ley que prohíbe la obra.

Últimas informaciones dan cuenta que la columna Tipnis tiene previsto partir de  la región de Urujara a las 8:30 para llegar a San Francisco en el departamento de La Paz a las 15:30 de mañana y evitar cualquier choque con grupos afines al Gobierno, según la última determinación que dieron a conocer los dirigentes.

Los indígenas esperaran hasta hoy, como último plazo, una negociación con el Ejecutivo, caso contrario la marcha seguirá su curso   hasta arribar al centro de la ciudad paceña, después de 61 días de caminata desde Trinidad, Beni.

Las temperaturas registradas en la localidad de Urujara, donde pasarán la noche  los más de 1.500 marchistas como última parada antes de llegar al kilómetro cero, son de siete bajos bajo cero y se prevé que éstas, desciendan aún más.

Este es un panorama del proceso de 61 días de marcha forzada que realizan los indígenas de tierras bajas y que se ha constituido en otra pesadilla, para el gobierno de Evo Morales y por si fuera poco, como para confirmar que se estaría gestando un golpe de estado, los trabajadores de Aerosur, iniciaron una movilización nacional, con el cierre de aeropuertos en las principales capitales de Bolivia.

Mas elementos para que los únicos tres voceros que parece tener el gobierno (García Linera, Romero y De La Quintana) le den el gusto necesario a la lengua para seguir infringiendo de manera mediática la subjetiva postura del golpe de estado.

Se aprovecha inclusive la decisión del Congreso de Paraguay que destituyó de la presidencia a Fernando Lugo, para destacar que el “Imperio”, esta replicando el Golpe de estado generado en Paraguay, en Bolivia, posteriormente seria Venezuela, después Ecuador, Argentina y Brasil, en ese orden.

Lo cierto es que el ingreso de la columna del Tipnis a la sede de gobierno, será un tic tac molesto para don Evo Morales y su entorno palaciego. Motivos tendrán de sobra, para argumentar que tanto policía, Indígenas del Tipnis y trabajadores de Aerosur, tienen un solo pensamiento y estuvieron trabajando el derrocamiento del presidente desde hace más de 61 días que lleva adelante la marcha por la naturaleza. Es momento de espantar los fantasmas y empezar a gobernar con sabiduría y de forma equitativa para blancos, negros y amarillos. El pueblo quiere que se cumpla la Constitución Política del Estado.



Sé el primero en comentar en «La marcha espera latente en Urujara»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: