Pruebas rápidas contra el coronavirus son poco confiables

Después que a nivel nacional se hablara del primer caso de coronavirus en Tarija, por parte de una periodista, es que surgieron diversas discusiones en base a que sólo se le tomó a esta persona una prueba rápida para coronavirus, la cual no asegura que el reactivo sea positivo para coronavirus, sino que se necesita de otra prueba más para confirmar o descartar esta hipótesis.

La responsable del laboratorio del Hospital San Juan de Dios, Mara Gamarra, indicó que efectivamente dieron reactivo positivo a la prueba rápida una persona que trabaja en prensa y dos funcionarios del área de salud, por lo tanto estas personas están al momento en aislamiento, pero a la espera de los resultados del PCR (siglas en inglés de “Reacción en Cadena de la Polimersa”), que lleguen del laboratorio de Santa Cruz o Cenetrop.

“En las pruebas rápidas no se usa la palabra positivo o negativo, sino reactivo o no reactivo, por no ser pruebas definitivas, sino dan la alerta para hacer el aislamiento de las personas”.

A las cuales se les saca una muestra y es mandado a hacer el PCR, el cual es la prueba que dará la positividad o negatividad de coronavirus en la persona que fue aislada, para que se le siga el tratamiento o la alta.

Estas pruebas rápidas fueron testeadas en los Estados Unidos, con varios virus, para no tener resultados cruzados, como ser con Hepatitis A, la B, con el VIH, y otros, pero no se hizo con Dengue, explicó Gamarra.

Por lo que, desde el laboratorio del hospital San Juan de Dios, están pensando que estas pruebas rápidas, pueden dar un falso positivo, por haber tenido en sus antecedentes el paciente, un tratamiento para el dengue.

“En ese sentido al ser el primer departamento en utilizar la pruebas rápidas para coronavirus, he investigado en Perú y Colombia, donde se están usando estos test, los cuales no tuvieron los problema que se tienen actualmente en la capital, como es dar reactivo positivo en la prueba rápida, pero negativo en el PCR”.

En ese sentido, a partir de la fecha, al momento de hacerle la prueba rápida, también se le hará otra para Dengue, para confirmar o no, el resultado que pueda arrojar este test, el cual luego tiene que ser corroborado con el PCR.

Esto debido a que es nuevo el uso de pruebas rápidas, para los laboratoristas del hospital San Juan de Dios, razón por la cual no se atreven a decir que un paciente es negativo o positivo para coronavirus.

Gamarra para concluir recalcó, que estas pruebas rápidas están validadas por el FDA, como también por la Comunidad Europea.

Ahora bien, desde que apareció el coronavirus, se crearon tres tipos de pruebas, que son la PCR, Sereológico y la Rápida.

Su diferencia reside en que en la PCR, las muestras nasofaríngeas que se toman del paciente se introducen en unos termocicladores en el laboratorio que generan las reacciones químicas necesarias para saber si hay positivo o no. Estas maniobras solo pueden ser realizadas por personal cualificado y pueden pasar hasta cuatro horas antes de obtener resultados.

En el serológico, la técnica consiste en colocar una muestra sanguínea (puede bastar con una sola gota) en una tira reactiva que ofrece resultados en una horquilla de entre 10 y 15 minutos. Aquí no se detecta el virus en sí, sino los anticuerpos que el organismo genera para defenderse de él. Pero estos solo aparecen pasados varios días desde que comienza la infección, así que no sirven para detectar pacientes asintomáticos o aquellos que se encuentren en la fase inicial de la enfermedad.

Y el rápido, ofrecen resultados en unos 15 o 30 minutos y pueden ser manejados por prácticamente cualquier profesional sanitario, pero no son fiables en personas asintomáticas, por lo que están destinados a emplearse en residencias y hospitales, donde están los casos más graves de Covid-19.

Pero ahora bien, según la OMS, no se recomienda el uso de pruebas rápidas ya que, además de estar destinadas a fines de investigación, tienen una sensibilidad baja y la determinación de anticuerpos no se considera (hasta el momento) un ensayo apropiado para confirmación o diagnóstico de casos.

Es el caso de España, que retiró 9.000 pruebas rápidas de Covid-19, fabricadas en China, luego de que los ensayos revelaran que sus resultados son “poco confiables”.

La técnica PCR es considerada el estándar de referencia para el diagnóstico molecular. Se trata de un método que permite la detección de un fragmento del material genético de los patógenos, en este caso detección de secuencias únicas de Ácido Ribonucleico (ARN), cuya presencia revela la enfermedad.

Sé el primero en comentar en «Pruebas rápidas contra el coronavirus son poco confiables»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: