Tarija aporta un tercio de los ingresos del Gobierno Central

En Bolivia, sólo 6% del Producto Interno Bruto (PIB) proviene de la explotación de hidrocarburos, pero este sector aporta con más de un tercio de los ingresos del gobierno central principalmente, después los departamentales y municipales.

La información está contenida en una publicación de la Fundación “Jubileo”, que explica que esto se debe a la Ley de Hidrocarburos, que establece que el Estado se queda con al menos 50% de los ingresos obtenidos por la explotación de hidrocarburos.

Asimismo, el país exporta cerca de 80% de la producción de gas natural (principal hidrocarburo producido) por tanto alrededor de 50% del total de las exportaciones nacionales corresponden a este sector, añade la publicación.

El sector hidrocarburos creció significativamente entre los años 2004-2014, período del súper ciclo de (buenos) precios internacionales del petróleo, en un promedio de 20%, muy por encima del promedio de crecimiento del PIB nacional.

Dentro de este súper ciclo el período de mayor crecimiento fue entre los años 2011-2013, con un promedio de 34%. El comportamiento del PIB del sector hidrocarburos sigue con la tendencia de los precios a los cuales Bolivia exporta hidrocarburos. “Como es sabido, Bolivia tiene 9 departamentos, de los cuales 4 son productores de hidrocarburos, para estas regiones la relevancia del sector es aún mayor para el comportamiento de su economía”, de acuerdo a la publicación.

En el caso de Tarija, principal departamento productor, el sector hidrocarburos representa, para los últimos 10 años en promedio, 52% del PIB departamental a precios básicos; seguido por Chuquisaca con un promedio de 12%.

Santa Cruz con 4% (aunque este porcentaje es anterior al aumento en la producción del campo Incahuasi) debido a que su economía es más diversificada, finalmente Cochabamba con 2% por la declinación de la mayor parte de sus campos.

Entre 2010-2015 la producción de hidrocarburos en Bolivia se incrementó en 50%, explicable por una mayor explotación de los tres principales campos productores y no así por el descubrimiento de nuevas reservas hidrocarburíferas.

Recién desde agosto de 2016 el país incorpora a un nuevo campo en producción, denominado Incahuasi, cuya operación ha servido para compensar la declinación del campo San Alberto en Tarija, remarcó la publicación de la Fundación citada.

Tarija produce el 75% de ingresos

De los más de 60 campos que actualmente producen hidrocarburos en Bolivia, existen cuatro que el año 2017 representaban 75% de la producción nacional, estos son San Alberto, Sábalo, Margarita e Incahuasi, según la Fundación “Jubileo”.

Los tres primeros campos fueron los que mayormente aportaron al incremento de producción en el período 2010-2014. De estos principales campos dos se encuentran íntegramente en el departamento de Tarija (Sábalo y San Alberto).

El campo Margarita (fue declarado compartido entre Tarija y Chuquisaca por el actual gobierno, aunque el pozo productor está en suelo tarijeño) y el cuarto, el campo Incahuasi, se ubica en el departamento de Santa Cruz.

Entre 2010-2014 se incrementó la producción por una mayor explotación en Sábalo, Margarita y San Alberto, desde el año 2014 el último entró en declinación, factor que incide en un menor ingreso por concepto de regalía departamental a favor de Tarija.

Tarija al ser productor principal entre 2010-2014 aportó con cerca del 68% de la producción nacional, actualmente alcanza solamente el 54% del total debido fundamentalmente por la caída en la producción de San Alberto y una reducción en el campo Sábalo.

Diputado

El Diputado de oposición, Edgar Rendón Ríos, replicó al Ministro de Hidrocarburos y afirmó que Bolivia no está preparada para enfrentar retos de nuevos mercados para el gas, porque cada día la producción de este energético y gasolina es menor.

“La única infraestructura para la comercialización de gas es a Brasil y Argentina, ‘lo demás es cuento chino’, ironizó al indicar que no se justificaría en invertir en un nuevo ducto al Paraguay, este país tiene y tendrá, por mucho tiempo, otra matriz energética. “Lo mismo ocurre con Perú, hacer un ducto a ese país es inviable comercial y económicamente. Con Brasil y Argentina tuvo que consolidarse mercados, como también oferta de gas, se hicieron grandes esfuerzos para encontrar reservas y garantizar los contratos. Con la Argentina, país al que se vendía gas antes que a Brasil, se preveía ampliar el ducto existente para aumentar los volúmenes de gas boliviano, sin embargo, el propósito fracaso en el actual gobierno, tampoco se descubrieron nuevos campos gasíferos”, criticó.

Fernando Barral Zegarra

Sé el primero en comentar en «Tarija aporta un tercio de los ingresos del Gobierno Central»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: