Transportistas alistan medidas de bioseguridad para retornar a sus actividades

“En ningún momento al (sector de) transporte nos han pedido nuestra opinión”, afirmó el Ejecutivo departamental del Transporte Libre, Luis Caso, en referencia a la decisión del gobierno departamental de no flexibilizar la cuarentena hasta el próximo 8 de junio. “El transporte ha sido fiel cumplidor de esta cuarentena, llevamos 70 días parados, ya estamos sumamente agobiados, las bases nos van a rebalsar, teníamos planificado retornar (al trabajo) hoy lunes”, dijo Caso a los medios de comunicación.

El transporte libre sindicalizado se encuentra entre los sectores que han sido afectados por la cuarentena total, que lleva aplicándose en Bolivia desde el 22 de marzo pasado, la cual prohibió la transportación pública y privada, restringiendo el movimiento de vehículos solo a unos pocos autorizados que realizan actividades específicas vitales para la economía, servicios y salud.

“Estamos cursando una nota al alcalde municipal, para que nos podamos reunir (hoy martes) y poder consensuar un protocolo para poder retornar a nuestras actividades”, informó el dirigente transportista, teniendo en cuenta la facultad que poseen los gobiernos municipales para tomar decisiones acerca de la flexibilización de la cuarentena en determinadas actividades económico-productivas.

Lo que se plantea desde las autoridades regionales es que el transporte público pueda retornar gradualmente, cumpliendo con los debidos protocolos de bioseguridad, a partir del próximo 15 de junio, mientras que los asociados al Transporte Libre pretenden comenzar desde el día 8. “Ya tenemos las medidas de seguridad que nos ha sugerido el COED, solo falta pulir algunas situaciones, como determinar los números de placas (para las salidas) y la cantidad de pasajeros (a transportar)”, explica Caso para justificar su propuesta de adelanto de fecha. “Ya no podemos aguantar más” “Si continuamos (sin trabajar) hasta el 15, tendrán que darnos algún bono al Transporte Organizado”, afirmó Caso.

Los transportistas refieren que a pesar de las restricciones, los comercios siguen abriendo y otras actividades económicas continúan sus actividades casi normalmente, mientras que ellos han acatado la cuarentena al pie de la letra. Aducen que sus familias dependen de este trabajo y que no tienen salarios fijos, como los funcionarios de la alcaldía y la gobernación.

Ese es el reclamo del Transporte Libre de Tarija, que también ha sufrido el embate de la pandemia en su economía, sin embargo, es muy grande el riesgo de que aumenten los niveles de contagio cuando actividades de afluencia masiva, como es el transporte público, retomen sus actividades, ya que está suficientemente demostrado que es el aislamiento y distanciamiento social el mejor antídoto contra el coronavirus.

Uriondo

El alcalde de la provincia Uriondo, Álvaro Ruiz, ayer revisó los vehículos modelo que brindarán el transporte de personas desde la capital del departamento a su municipio, donde observó detenidamente cómo se los equiparon cumpliendo las normas de bioseguridad necesarias para este tipo de movilidades en tiempo de coronavirus.

“Estamos haciendo sugerencias de cómo más se los debe equipar, pero se quedó a nivel departamental coordinar con los otros municipios, por ser un servicio que se brinda desde Uriondo a Tarija o viceversa generalmente”.

Ya que muchas personas hacen el tramo Valle de la Concepción a Tarija o desde la localidad de Chocloca a la capital, de Colon Sud a esta ciudad, entre otros tramos.

Por lo que es necesario definir estos temas para que en un plazo de no más de dos semanas, ya se pueda empezar a brindar el servicio de traslado de personas, por ser el tema del retorno de las actividades a la normalidad de manera gradual.

Por ejemplo, el tema de los vehículos que tengan una capacidad para doce personas se lo va a reducir a talvez seis u ocho, lo cual se tomará en cuenta en las mesas de trabajo que se están haciendo, con los representantes de la línea “V” roja.

Con los cuales hasta el próximo miércoles se tiene que aprobar este sistema de traslado seguro de pasajeros y luego se aprobará para las otras líneas que hacen este servicio intermunicipal, para que en quince días ya estén listos y algunos puedan empezar a brindar este servicio, con estos requerimientos mínimos de bioseguridad para los choferes y gente que necesite usar el servicio.

Por su parte el dirigente del sindicato de la “V” roja, Freddy Antonio Cuña, explicó que existe preocupación e incertidumbre al mismo tiempo por ya ser más de dos meses en los cuales no pueden retornar a su fuente de trabajo.

“Y cada día es más pesado el poder sobrevivir por parte de los socios de este sindicado, razón por la cual estamos adecuando nuestros vehículos para llevar a la gente con normas de bioseguridad”

Este lunes fue la primera revisión de las movilidades en el municipio de Uriondo, donde se coordinó con las autoridades sobre que se debe aumentar o quitar a los vehículos, para poder retornar tranquilamente cuando se empiece a dejar circular las movilidades públicas en la cuarentena dinámica.

La adecuación de los vehículos se lo hizo después de una capacitación que se tuvo, donde se conoció el protocolo para estas movilidades, como ser la colocación de la mampara de división entre el chofer y los pasajeros.

Pero aún queda pendiente si solo se tendrá esa división u otra más lo cual está sujeto al número de pasajeros que se lleve y traiga de la capital del departamento.

En ese sentido están esperando el protocolo para vehículos de transporte público de la provincia Cercado, por ser una jurisdicción diferente a la que ellos están, con la cual podrán adecuar entre ambos documentos para que así puedan circular de manera normal y tranquila.

“Como pueden ver tenemos dos tipos de herramientas de trabajo, uno es el minivan que son el setenta por ciento del total de las movilidades de los socios, y un treinta por ciento de los denominados trufis.

En estos últimos no tendrían problema de adecuación por tener mayor cantidad de asientos, por lo tanto se eliminará la fila del medio y los costados solo quedarían habilitados para llevar a los pasajeros

Mientras que en los minivans se está coordinando si se llevará tres o cuatro personas, porque en la inspección que tuvieron por parte del burgo maestre municipal de Uriondo, solo se colocó una mampara en el medio de la movilidad con un alcohol en gel y sanitizador en el lado de los pasajeros.

Pero en el caso de transportar a cuatro personas se tendría que hacer una división más a lado del chofer de la movilidad, para que no haya contacto directo entre estas dos personas.

Sobre el tema de costo de los boletos se tiene que socializar por bajar el número de pasajeros y el continuo fumigado de las movilidades, pero esta se verá en una reunión con las autoridades y representantes de Uriondo, concluyó Freddy Cuña.

Sé el primero en comentar en «Transportistas alistan medidas de bioseguridad para retornar a sus actividades»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: