Crédito privado para la Gobernación no es prioridad para la ALDT

La Asamblea Legislativa Departamental de Tarija negó aprobar el préstamo bancario de 30 millones de bolivianos solicitado por la Gobernación para concluir proyectos estratégicos como la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de San Blas y peor aun para el Hospital Materno Infantil, se ve una mala intención y tienen una pésima lectura de lo que está pasando en la realidad.

La Asamblea no considera prioritario, el pedido de la gobernación de préstamo bancario de 30 millones de bolivianos para concluir la construcción del hospital Materno Infantil y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de San Blas.

El pedido planteado en un proyecto de Ley, permanece en mesa, la Asamblea que sesionó este lunes, volverá a sesionar este miércoles o jueves, aunque virtualmente, sin embargo, no está entre sus prioridades tratar el pedido de la gobernación. “El tema está en mesa, cualquier rato se lo puede retomar, pero hoy por hoy las prioridades de la asamblea son otras, relacionadas con el coronavirus, la cuarentena”, confirmó el Asambleísta Mauricio Lea Plaza, cuya comisión rechazó el pedido inicial de préstamo.

La situación de los sectores más desprotegidos, por el tema de cuarentena, es otra prioridad de manera que el pedido de préstamo permanece en mesa y cualquier momento puede ser tratado, aunque hay informes de otras comisiones que también rechazaron el pedido. “En ese contexto es muy difícil lograr la aprobación, prácticamente todas las comisiones han rechazado el pedido, la gobernación debe replantear su propuesta con datos más serios y sostenibles en el nuevo contexto económico”, argumentó Lea Plaza.

Sobre el criterio de la gobernación de que en las actuales circunstancias de priorización de la salud, tendría que ayudar a concluir el hospital, el legislador respondió que la preocupación es válida, sin embargo, la gobernación no priorizó en su presupuesto 2020. “Si ellos preveían concluir el hospital a mediados de año, por qué no priorizaron en su POA 2020, no programaron los recursos suficientes, además no tenemos la certidumbre plena de cuánto se va necesitar para concluir el hospital”, argumentó.

De acuerdo a análisis de los asambleístas se precisa menos de 20 millones de bolivianos para concluir la obra, sin embargo, se manera esta cifra, pasa lo mismo con la planta de tratamiento de aguas residuales, se precisa 50 millones y se pide crédito de 10 millones. “No cuadran siquiera las cifras que nos enviaron, se preveía un informe oral para que los secretarios aclaren estos temas, en este la gobernación debería priorizar el laboratorio para el coronavirus, el centro de aislamiento, el material de bioseguridad”, sugirió.

Además, el Materno infantil si se acaba no podrá funcionar, no tiene equipamiento, no se va resolver el problema materno infantil, hay una rara actitud en la gobernación de insistir en este tema, cuando las prioridades deberían ser otras.

Asamblea tiene mala intención

La Gobernación considera que la Asamblea no tiene una buena lectura de la realidad, al negarse aprobar préstamo para concluir un hospital considerado de prioridad.

La Asamblea legislativa de Tarija niega aprobar el préstamo bancario de 30 millones de bolivianos solicitado por la Gobernación, por bloquear su gestión con mala intención, tiene una pésima lectura de lo que está pasando en la realidad. “Es una mala lectura, una pésima lectura de la realidad, si tuviéramos ya el Materno Infantil tuviéramos mayor disponibilidad en uno o dos pisos del edificio para el aislamiento o la hospitalización”, respondió el Secretario Rubén Ardaya Salinas.

“Es una pésima lectura que esconde más bien una mala intención de no aprobar eso, hay una mala intención de algunas personas que están bloqueando el desarrollo y el desempeño del Ejecutivo, de la gobernación, quieren camuflarlo con eso”, insistió el Funcionario.

“Se trata de argumentos triviales, es de esperar que reflexionen sobre eso, y se aguarda que en esta semana tengan la posibilidad de que la gobernación cuente con este crédito, que tiene que ver con salud, con la planta de tratamiento, que también es salud”, agregó Ardaya.

Algunas personas se oponen a que Tarija tenga concluido un hospital Materno Infantil de tercer nivel, para que la ciudadanía tenga acceso a los servicios que se prestará en ese nosocomio, prosiguió el también presidente del COED de Tarija.

Consultado sobre el argumento de algunos asambleístas que si la gobernación priorizara la salud, habría priorizado en su presupuesto 2020 la conclusión del edificio, Ardaya contestó que otra prioridad de la gobernación es atender el coronavirus.

Ahorita las prioridades son: fortalecer nuestras capacidades de diagnóstico, de reacción, centros de aislamiento, de hospitalización, terapia intensiva y también fortalecer nuestra capacidad de provisión de elementos de bioseguridad a otras instituciones, acotó. Entre ellas, la Policía, las Fuerzas Armadas, “Esa es la prioridad número cero y después de todo esto viene a ser el hospital materno infantil, que no se aprueba por maldad más que por otra cosa”, replicó con dureza el secretario.

La gobernación, mucho antes del problema del coronavirus pidió a la Asamblea autorizar la obtención de este préstamo de 30 millones de bolivianos para concluir este hospital y la planta de San Blas, la Comisión legislativa de Hacienda, rechazó el pedido.

El Ejecutivo departamental insiste en su petición, con el respaldo de organizaciones vecinales, que dejaron de presionar por la cuarentena, la gobernación sigue esperando la autorización, aunque el legislativo considera que hay otras prioridades.

Fernando Barral Zegarra

Sé el primero en comentar en «Crédito privado para la Gobernación no es prioridad para la ALDT»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: