Norma nacional a causa del COVID19 deja a Tarija sin la tercera parte de su personal

La noticia de que la pandemia del coronavirus dejará al departamento de Tarija sin el 30 por ciento del personal médico habilitado en el territorio es una preocupación que se suma al precario equipamiento de los centros de salud. Y no es porque se hayan designado a otras actividades o no se encuentren en nuestra región, sino porque, como explicó el Director del
SEDES, Paul Castellanos, los médicos y todo personal de salud que pasan la edad de 60 años, o tienen hijos menores, fueron liberados de sus fuentes de trabajo, a causa de las normativas nacionales, que estipulan una licencia especial para las personas de la tercera edad, mujeres embarazadas, con hijos o a cargo de menores de cinco años de edad, y todos aquellos que
presenten enfermedades crónicas.

Esto se une al incumplimiento del Ministerio de Salud, que debía asignar nuevos ítems para cubrir las vacantes y reforzar la plantilla de médicos y personal adjunto que debería enfrentarse al desarrollo de la pandemia en el departamento, lo cual crea susceptibilidad y preocupación en las autoridades sanitarias locales.

El SEDES solicitó 200 nuevos ítems a la instancia nacional, y ante la falta de respuesta se ha seguido insistiendo por los canales correspondientes, pues, si los profesionales de la salud que están contemplados dentro del Decreto que los liberaría, deciden acogerse a este beneficio, el personal disponible se reduciría en un 30%, situación que agravaría las condiciones actuales de
recursos humanos para la atención médica de los posibles casos infectados con coronavirus.

Hay que destacar y aplaudir la actitud de varios médicos y profesionales del sector sanitario que, a pesar de ser mayores de los 60 años previstos, decidieron quedarse en sus puestos y aportar en el enfrentamiento a la Covid-19, aunque muchos que padecen enfermedades de base, digamos diabetes, hipertensión, tipos de cáncer, etc., tuvieron que dejar las fuentes
laborales por estar dentro del grupo de alto riesgo frente a la pandemia.

Este sector ha pedido insistentemente la dotación de ítems de salud pública, para reforzar el servicio, mucho antes de que el coronavirus se hiciera presente en Bolivia, incluso antes de que comenzara el brote en la lejana región china de Wuhan, pero en estos tiempos, la necesidad arrecia y es urgente engrosar la lista de médicos y otro personal de salud, porque
con las disposiciones actuales, esta se encuentra debilitada.

“Tenemos compañeros que están dentro del grupo de riesgo, en algunos casos se viabilizó su licencia, pero en otros casos se les negó, principalmente los que trabajan en provincias “, afirmó Velásquez, refiriéndose a la urgencia de que el sector reciba los ítems prometidos por el Gobierno nacional.

REDACCIÓN CENTRAL// EL ANDALUZ

Sé el primero en comentar en «Norma nacional a causa del COVID19 deja a Tarija sin la tercera parte de su personal»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: