Sin una ley electoral que represente debidamente a la población, continuará la ingobernabilidad en Tarija

La ingobernabilidad que caracterizó a Tarija desde mediados del 2010, desde el inicio mismo de funcionamiento de la Asamblea departamental, seguirá imponiéndose si los actuales legisladores no son capaces de aprobar y poner en vigencia la Ley Electoral.

La elección sub nacional del 2010 se dio en base a una Ley transitoria que hizo que en Tarija el candidato a gobernador que ganó las elecciones tenga minoría de asambleístas y el candidato perdedor, paradójicamente, cuente con más legisladores.

Este extremo que se prolongó hasta ahora, el MAS nunca ganó las elecciones a la gobernación, pero resultó teniendo más legisladores, lo que le permitió incluso suspender al primer gobernador electo de Tarija, precisamente en diciembre de 2010.

Sin Ley electoral esta situación paradójica podría reiterarse en la elección sub nacional del 2020, admitió la Asambleísta María Lourdes Vaca Vidaurre: “Con seguridad, si la Asamblea no aprueba la Ley Electoral lo hará la Asamblea Plurinacional. Y bueno, ya sabemos quién tiene mayoría en la Asamblea Plurinacional y cuál es el propósito y la estrategia política del MAS, me parece atroz que la Asamblea departamental no pueda resolver una tarea que además está establecido en el Estatuto departamental”, dijo.

La Ley Electoral es fundamental para Tarija, su aprobación por la asamblea departamental demostraría una gran incapacidad de gestión y además una violación flagrante a la Autonomía tarijeña, cuestionó la asambleísta de Camino al Cambio.

La pasada semana, cuando se preveía la aprobación en grande de este proyecto de Ley, no se dio por susceptibilidad de algunos asambleístas del Gran Chaco, que temen la disminución del número de legisladores en base a los datos poblacionales del Censo 2012.

El Estatuto departamental menciona que quien debe legislar el proceso electoral es la Asamblea departamental, es una competencia que no tiene la Asamblea Regional del Gran Chaco, el proyecto menciona que los asambleístas se elegirán en base al Censo. “Lo peor que puede pasar es que la autonomía no pueda resolver esta competencia que le manda la Ley nacional 026, es una asignatura pendiente que queda para el 2019 y esperamos que en enero concluyamos la tarea”, manifestó Vaca.

La Asamblea departamental tiene 30 asambleístas, 12 son por territorio, 15 por población y tres de los pueblos indígenas, por el Censo se sabe que en algunos municipios aumentó la población, en otros disminuyó, uno de los que perdería un asambleísta, sería Caraparí.

Para Vaca TED debe resolver distribución por población

Para la asambleísta departamental, María Lourdes Vaca Vidaurre, quien debe resolver el problema de la distribución de asambleístas por población en el departamento de Tarija es el Tribunal Electoral Departamental (TED).

La Asamblea preveía aprobar en grande el proyecto de ley electoral donde se define el número de Asambleístas por municipio, sobre los 30 que hay en total, sin embargo, esta aprobación no se dio, por reparos y cuestionamientos de quienes temer perder un escaño. “Quién debe resolver este tema, desde nuestro punto de vista, es el TED, los resultados del Censo 2012 son vinculantes (de cumplimiento obligatorio) no es que se puede discutir aquello, por eso los asambleístas están distribuidos por territorio, con igualdad”, explicó.

Dos asambleístas territoriales por municipio y poblacionales que se definen por población, acotó al admitir que esto tiene que discutirse y tomarse decisiones considerando el Estatuto autonómico y los resultados del Censo.

Fernando Barral Zegarra

Sé el primero en comentar en «Sin una ley electoral que represente debidamente a la población, continuará la ingobernabilidad en Tarija»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: