El gato siamés

El gato es uno de los animales más misteriosos.

Su origen en una de las especies más exitosas entre los depredadores terrestres, comprimida en un pequeño e inofensivo cuerpo, quizá sea la explicación para que este misterioso animal despierte la admiración o incluso el miedo entre los seres humanos.

Y entre los gatos, la raza siamés, es la más misteriosa. Acaso sea por la llamativa degradación de sus colores o por la indefinición de marcas en su pelaje, pero lo cierto es que este tipo de gato no pasa desapercibido y por el contrario, el  gato siamés, es considerado  el más elegante entre todos.

Esta particularidad hace que la relación con el ser humano sea muy estrecha y sus lazos vayan a romper el habitual “frio” que algunos humanos endilgan a los gatos, cuando los comparan con la “calidez” de los perros.

El gato siamés es tan “cálido”, que se lo considera como el “perro” de los gatos y por lo tanto es una excelente mascota, puesto que interactúa con el ser humano, como éste está acostumbrado a hacerlo.

Debido al estrecho lazo que desarrollan los gatos siameses con sus amos, esperan que estos les dediquen atención y tiempo.

Esta raza de gatos está acostumbrada a la “vida social” que desarrollan los humanos y con gusto salen junto a sus amos a dar un paseo y socializar con otros gatos y otros seres humanos.

Esta particularidad hace que estos gatos sean muy codiciados y que ocupen un lugar preponderante a la hora de elegir un gato.

El hábitat ideal para el gato siamés, es una vivienda que contemple ambientes interiores como exteriores, para que pueda descargar la energía que habitualmente guarda en periodos de inactividad.

En Wiki Gato se puede aprender más sobre estos animales que podrían ser denominados como la conocida serie: Aristogatos

Sé el primero en comentar en «El gato siamés»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: