Pepe, Alcalde

Los gritos llenaron las calles de Bermejo este domingo desde las 22:30 pm, cuando concluyeron los cómputos del proceso eleccionario llevado a cabo en la fronteriza ciudad, para elegir al sustituto de Delfor Burgos. El gran perdedor en este proceso fue el MAS que por vía del vicepresidente afirmó ganar las elecciones con el 70% de los votos de los bermejeños… no había sido así… pues el PAN sumó, y el MAS se vino a MENOS.

El presidente Juan Evo Morales Ayma, presente en el cierre de campaña de su candidato en Bermejo prometió apoyar en todas sus acciones al pueblo de Bermejo, pero con la premisa…“Si es que gana el MAS en las elecciones”… dijo de manera muy clara,  que el desarrollo de su región depende del apoyo que se pueda brindar a su candidato.

Pero el ciudadano bermejeño demostró que no se deja comprar por prebendas ofrecidas durante la época de campaña electoral, con firmeza e hidalguía, a pesar de una jornada en la que se dieron dos cortes de energía eléctrica, en horas en que el Tribunal Departamental Electoral (TDE), realizaba el conteo de los votos y el MAS iba perdiendo terreno, supo imponer su voluntad eligiendo a un periodista que no tiene cola de paja y que no está vendido a partido político alguno, según sus propias declaraciones y según se lo conoce en su carrera como trabajador y ex dirigente sindical de la prensa.

El golpe recibido, seguramente bajó del pedestal, a los ideólogos que prepararon la campaña del partido en función de gobierno, en la fronteriza ciudad y buscaron la alianza con la agrupación ciudadana de Delfor Burgos, pensando que sería la mejor alternativa, pero no contaron con el rechazo que tiene el partido en función de gobierno en la ciudad de Bermejo.

Ahora la promesa de desarrollo de Bermejo se convierte en amenaza, si señor con seguridad que después de la derrota viene la venganza y esta, para quienes gustan de no perder, se hace necesaria.

Fuerza “PEPE”, ahora después de lo bonito de la campaña y los resultados, te toca lidiar con lo más fuerte y feo. Confiamos en tu entereza y tus pergaminos, aquellos que mostraron tu integridad moral y personal en la profesión que elegimos, que es ingrata en algunas ocasiones… fuerza “PEPE”.



Sé el primero en comentar en «Pepe, Alcalde»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: