ROQUE SANTO PEREGRINO

Por: Marcelo Alpire Rivero

Presentaré de forma inicial el proceso por el cual tuvo que pasar uno de los santos de la iglesia católica, que esencialmente, no se encuentra en ningún calendario católico, porque, no fue reconocido como tal, precisamente no fue canonizado por ningún sumo pontífice, por el contrario, el propio pueblo o la misma gente, fue el protagonista para ensalzar y nombrar popularmente, aunque no lo sea, “Santo”.

Roque nació en Montpelier; Francia un 16 de agosto de 1295, en un hogar de próceres de la nobleza francesa, fueron sus padres: Don Juan dela Cruzy Doña Liberia; su nobleza descendía de los cristianos reyes de Francia. Su padre era un acaudalado gobernador de la ciudad que heredó a su hijo toda su fortuna. A la muerte de sus padres distribuyó su riqueza a los pobres, tomo el hábito y el báculo de peregrino y viajó a Italia, en cuyo territorio la peste asolaba a sus habitantes.

Roque se dedicó a la atención de los enfermos devolviéndoles la salud, contrajo la peste en Plasencia, pueblo a orillas del río Po ocultándose en una choza. Gothard, miembro de la nobleza advirtiendo que su perro diariamente se perdía llevando una ración de pan, siguió los pasos del cachorro y pudo comprobar que no solo le llevaba alimento, sino que lamía las llagas del francés; conmovido el joven aristócrata hizo curar a Roque, hasta que el enfermo una vez repuesto pudo regresar a su tierra natal; donde calumniado como espía, murió en una celda carcelaria a los 32 años de edad un 27 de agosto de 1327.

Durante la época colonial, cuya fecha no se reconoce con precisión; una epidemia o peste asoló a la ciudad de Tarija, para calmar la angustia de este flagelo implacable, los pobladores de la región invocaron el auxilio de este personaje. La cruel epidemia cesó, entonces el vecindario y la población entera agradecidos por el visible milagro que hizo este ser resolvieron festejarle todos los años, durante el mes de septiembre, como el médico de los pobres. La imagen del semejante, lleva puesto un traje de acuerdo a su alto rango de nobleza, recorriendo las principales calles de la ciudad, visitando los templos citadinos y el hospital San Juan de Dios, acompañado de cañeros, alfereceses y pueblo en general; para luego regresar hasta su templo, en donde sus promesantes entonan cánticos de alabanzas y despedida, rogándole su bendición y amparo divino para volver el próximo año.

Es cierto y a través de esta fiesta, la más importante para toda la ciudad, donde se convoca a un sinnúmero de feligreses, tanto del área rural como urbana, se denomina: “La Fiesta Grande de Tarija nuestro patrono “San Roque”; donde participan: Diócesis de Tarija, Gobernación, Gobierno Municipal, Honorable Concejo Municipal, Directiva del Barrio San Roque, Ministras de Eucaristía, Tercera Orden Carmelita, Lectura Orante, Legión de María, Hnas. Ursulinas, Hnas. Carmelitas, Renovación Carismática “Jesús Resucitado”, Catequistas, Coro: Virgen del Carmen, Coro: Patrono San Roque, Muchach@s Carmelitas, Misioneros Carmelitas, Jóvenes Sin Frontera, Infancia Misionera, Pequeños Misioneros, Servidores del Altar, Monaguillos Carmelitas, Universitarios Carmelitas, y demás, etc.

Fiesta que tiene por duración un mes, desde el 16 de agosto, fecha que se conmemora el nacimiento del santo, hasta la segunda quincena del mes de septiembre, donde específicamente la fiesta grande empieza un primer domingo de septiembre, fecha que caiga. En cuanto al programa fijado el pasado año, las características fueron las siguientes:

Domingo 4 de septiembre – misa solemne de fiesta, cantada por el coro parroquial seguida de procesión con la imagen del santo patrono.

Lunes 5 de septiembre – visita a la parroquia “Nuestra Señora de Fátima”, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro” y Hospital Obrero.

Martes 6 de septiembre – Parroquia San Martin de Porres, Sagrado Corazón de Jesús y Capilla Loma de San Juan.

Domingo 11 de septiembre – parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, del barrio Senac. Lunes 12 de septiembre – parroquia Nuestra Señora del Carmen del barrio Avaroa y luego el martes de encierro visita ala Catedral Metropolitana, Capilla Santa Rosa, Basílica San Francisco de Asís, Hospital San Juan de Dios y por la tarde – noche, retorno a la parroquia de San Roque, donde es homenajeado.

EPÍLOGO

Cabe cerciorarnos que la cultura es un conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos, que caracterizan a una sociedad o grupo social en un periodo determinado. El término ‘cultura’ engloba además modos de vida, ceremonias, arte, invenciones, tecnología, sistemas de valores, derechos fundamentales del ser humano, tradiciones y creencias.

Es por eso que el proceso cultural en esta Fiesta Grande de Tarija, empieza desde la fe que pueda expresar un ciego, presente, dentro de las procesiones, tocando su instrumento de viento, que esLa Caña, (instrumento típico de la región); hasta una madre de familia, en alzas con su hijo promesante, un pequeño que ni siquiera llega a los 5 años, pero que por su fe, tiene que acompañar el recorrido y las correspondientes visitas del Santo Patrono a cada parroquia y así ser participes del poder cultural que va generando, año tras año, con gente no sólo de la ciudad o del campo, sino que llegó para compartir dicha fiesta, desde otras latitudes. Tenemos que recordar que el complejo mundo de lo cultural es uno de los componentes fundamentales dentro de los procesos educativos.



Sé el primero en comentar en «ROQUE SANTO PEREGRINO»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: