A una década de vigencia, la CPE fue objeto de más frustraciones que logros

A diez años de vigencia de la nueva Constitución se observa más frustraciones que logros en el país, si bien hubo avances en algunos temas como el social especialmente, definitivamente hay gran frustración, sobre todo por el irrespeto a este instrumento legal.

“Es de conocimiento público que la nueva Constitución prohíbe que se re postulen todos los candidatos a cargos públicos después de dos gestiones, y también señala la Constitución formas de modificar este artículo”, declaró el economista, Gabriel Gaite Úzqueda.

No se respeta este artículo constitucional, se realizó un referéndum para reformar la Constitución el 21 de febrero de 2019, la mayoría de la población boliviana ha resuelto no modificarlo, “en otras palabras, que no se re postulen Morales y García”.

Sin embargo, continúan con la re postulación, el insistir re postulando es una falta a la norma, a la Constitución, para qué tener una Constitución si no es respetada, cuestionó al añadir que existen otros artículos que tampoco se cumplen. “El artículo uno habla de que Bolivia es un Estado Plurinacional con Autonomías, sin embargo, hubo un retroceso muy fuerte en estos últimos diez años sobre las autonomías, el gobierno creó mecanismos para quitarles recursos a gobernaciones y municipios”, acotó.

En lugar de avanzar estamos retrocediendo, incumpliendo la Constitución, no hay Pacto Fiscal que tiene que ver con la profundización de las autonomías departamentales, hay otros elementos sobre este instrumento legal elaborada por asesores de izquierda.

Si uno analiza algunos otros artículos, son peligrosos y sensibles, no se habla de respeto a la propiedad privada, hay propiedad privada, siempre que no afecte el interés colectivo, quién califica eso, deja las puertas abiertas a varias cosas, observó.

Habla de un modelo comunitario, campesino, originario, plural que no hay en la jerga de los modelos económicos, no habla de economía de mercado ni de sistemas de integración económica, la Constitución tiene defectos, por eso no se respeta lo que está definido. “Muchas cosas que ordena la Constitución están quedándose en el papel, si el promotor de este instrumento nuevo, como es el gobierno, no lo respeta, qué podemos esperar de quienes no lo promovieron y por el contrario hasta lo rechazaron”, cuestionó.

La actual Constitución elaborada en una Asamblea Constituyente entró en vigor un mes como el actual el año 2009, para varios observadores quienes impulsaron este instrumento legal no lo cumplen y prácticamente, en determinados asuntos, está siendo dejada de lado.

Lo que más debe cuidarse y cumplir, es la Constitución

Al decir que en diez años de vigencia de la nueva Constitución se vieron luces y sombras, el asambleísta Mauricio Lea Plaza Peláez, admitió que más allá de todo eso lo que tiene que cuidarse es el cumplimiento de este instrumento legal.

“Lo que ha pasado últimamente es que se ha empezado a vulnerar la Constitución, sobre todo algunos artículos relativos a las garantías constitucionales, los derechos humanos, indígenas. Quedó como marco de referencia, pero a la hora de aplicación, el gobierno incumplió. El gobierno la afectó, la incumplió y hasta la violó en algunos”, agregó al añadir que también se incumplió la transparencia en cuanto al manejo del Estado o la cosa pública”, dijo el economista.

Constitución precisa leyes para impulsar aplicación

El dirigente campesino de la Central de Cercado, Daniel Flores Bautista, declaró que si bien la nueva Constitución, a diez años de su vigencia, amplió los derechos y la participación campesina, precisa leyes reglamentarias para mejor aplicación. “No estamos viendo que esas autonomías que están reflejadas en la Constitución estén agilizando el desarrollo, de qué depende esto, de que las leyes que sirvan para reglamentar la Constitución, obedezcan a las necesidades de cada región”, respondió.

La complementación de este instrumento legal con otras leyes nacionales es otra necesidad, agregó al añadir que más adelante se puede proponer reglamentar mucho más, una reforma constitucional es mucho más grande, no se trata de eso.

La Constitución ha sido aprobada hace diez años, sin embargo, la aprobación de leyes derivadas de ella llevan muchos años para que entren en vigencia, habría que profundizar la reglamentación de manera que la aplicación constitucional sea más amplia.

Fernando Barral Zegarra

Sé el primero en comentar en «A una década de vigencia, la CPE fue objeto de más frustraciones que logros»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: