La buena suerte

La existencia de los seres humanos desde siempre ha vivido dentro de una dicotomía: Por un lado, que todo, el cosmos, la vida, el presente y el futuro son determinados por un ser supremo, o por el otro, que todo es producto de la casualidad, desde la formación del universo hasta si sufrimos una muerte repentina.
El grupo de personas que se identifica con el primer caso, tiene una serie de preceptos, normas y hasta leyes que siguen rigurosamente a lo largo de toda su vida, que explica todo y determina sus destinos.
En el segundo grupo de personas, se encuentran los que no creen en ninguna religión y que solo se rigen por lo que explica la ciencia y las leyes materiales.
No obstante, al medio existe un grupo de personas que sin tener creencias religiosas extremas, admiten la existencia de una franja de casualidad que no se rige por las leyes materiales y que más bien es parte de una casualidad  causada por la energía negativa o positiva que envuelve al ser humano y que es conocida bajo el denominativo de suerte.
La mala o buena suerte, según esta apreciación, deviene de esta energía negativa o positiva respectivamente.
Pero es posible para el humano manejar esta energía?
Según los entendidos en este tema, la respuesta es que si es posible, que esta energía está dentro de nosotros mismos y que por lo tanto podemos influir sobre ella. La manera de hacerlo es con nuestra actitud y algunos incluso señalan rituales de cómo  hacerlo.
En  http://www.vivalanzarote.es/atraer-la-buena-suerte/ existe toda la información acerca de como atraer la buena suerte.

Sé el primero en comentar en «La buena suerte»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: