Sin libertad de prensa

Un informe publicado por la institución Reporteros Sin Fronteras da cuenta de que Bolivia ocupa el puesto 109 de 179 en la clasificación mundial de la libertad de prensa, bajando un puesto respecto al lugar 108 que ocupaba en la nómina de la pasada gestión.
Este hecho llamó la atención del presidente de la Asociación de Periodistas de La Paz, Antonio Vargas, quien señaló que esta es una muestra más de que en Bolivia a pesar de existir una supuesta democracia, la libertad de expresión está condicionada.
La presidenta de la Cámara Alta, Gabriela Montaño, por su parte se refirió a las características del informe de Reporteros Sin Frontera en lo que hace a los niveles de respeto a la libertad de prensa en las naciones del mundo, contrariamente a lo que se establece en clasificación de Reporteros Sin Frontera, dijo que en Bolivia se tiene plenas libertades para la prensa.
Señalo que se debe analizar de qué tipo de instituciones vienen esos datos, poniendo en duda, el informe de Reporteros Sin Fronteras, dijo que en Bolivia existe la más amplia libertad de expresión, en cualquier ámbito con la libertad de defender sus ideas políticas, su ideología. Y dijo creer que a veces hay abuso por parte de algunos medios de comunicación de ese instrumento que tienen a mano que debería servir para informar, educar a la población y que en muchas veces sirve para tergiversar la verdad.
Una vez más se confirma que los países que tienen resguardada la libertad de expresión son precisamente aquellos que tienen dentro de sí la democracia. Naturalmente en nuestro país si bien existe la libertad de expresión, esta es una libertad condicionada, primero atenazada por un aparato judicial que se dedica a perseguir y además a crear y generar figuras penales hacia los medios y periodistas y luego un sistema político íntegramente en manos del partido gobernante del MAS que naturalmente tiene urticaria a la prensa, porque ésta desnuda los actos de mal Gobierno, como por ejemplo la ligazón que tienen altos servidores públicos directamente relacionados con el partido gobernante con actos delictivos, con la corrupción, con el narcotráfico, con el contrabando, incluso ahora presumiblemente con una violación.
Una vez más nosotros denunciamos que existe una fuerte persecución a los periodistas, a sus dirigentes y naturalmente nosotros estamos viviendo una libertad de expresión completamente condicionada, porque es el reflejo de un sistema demostrativo que está manejado por el partido gobernante en donde no se tiene ni tolerancia, ni respeto a la disidencia
El gobierno de Evo Morales usó el año pasado una ley contra expresiones racistas para “perseguir penalmente a medios privados y periodistas”.
El Fin justifica los medios señalo Maquiavelo en su obra de orientación política “El Príncipe” y conforme a sus mejores argumentos, se trata de mostrar infantilmente al exterior, que Bolivia es un país altamente democrático, pero los que trabajan con una cámara, con un micrófono o la reportera tienen problemas de distinta índole en el ámbito laboral.
El informe no es revelador para Bolivia, quizá para el exterior sí, lo cierto es que tenemos una ubicación denigrante, solamente faltan 10 puntos para que lleguemos al piso de la clasificación, algunos periodistas y sus instituciones tratan de revertir este caso, pero como lo haremos cuando el gobierno endurece sus atributos con más leyes y decretos que amarran las manos de los periodistas?.

Sé el primero en comentar en «Sin libertad de prensa»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: