Las proyecciones petroleras

Los 5 años que siguieron a la unción como presidente del país (ahora Estado Plurinacional Boliviano) Juan Evo Morales Ayma, que cumplirá 7 con este 21 de enero, las proyecciones y prospecciones petroleras, bajaron a cero, las transnacionales, empezaron a retirar técnicos, personal especializado, equipos de exploración y perforación, dejando los campos hidrocarburíferos más grandes del departamento en el completo abandono de estas etapas de trabajo petrolero.

Tarija, que tenía la nominación en ese entonces de corazón energético del Cono Sur americano, con más de 28.7 TCFs, de reservas probadas y probables de Gas Natural (GN) en sus entrañas el 2003, vio con sorpresa el éxodo. De 27 equipos de perforación de pozos petroleros existentes en tierras tarijeñas, solo quedó uno, los campamentos más grandes como San Antonio y San Alberto quedaron reducidos a la mitad, sólo con el personal necesario y reservas de GN en esos fatídicos 5 años se redujo hasta 10,2 TCFs, mermando este elemento a su más mínima expresión, gasto que no es el real calculado para 10 años de explotación.

Sin embargo, entre 2011 y 2012 Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), encara una decidida acción en este campo y empiezan las inversiones sobre exploración, con la mirada puesta en otros departamentos, considerando que existen investigaciones que muestran un gran cinturón energético que involucra a los departamentos de Chuquisaca, Santa Cruz, Cochabamba y La Paz.

Después de varios intentos exploratorios que dieron resultados negativos, la estatal petrolera, no tuvo más que volver los ojos a Tarija y decidir inversiones en sísmica y exploración por montos que en este momento superan los $us. 1.800 millones que están dando los resultados esperados, con lo que queda demostrado que Tarija, es nomás el corazón energético de Bolivia, ya no nos referimos a Sudamérica porque en el descuido de subir las reservas certificadas, Venezuela, Perú y Brasil, sin dejar Argentina, ya van por delante.

“De los 17 pozos exploratorios y de desarrollo, perforados en los megacampos de San Alberto, Itau, Sábalo y Margarita, todos son productores, con una capacidad de producción, por pozo, de 150 millones de pies cúbicos de GN y sus correspondientes barriles de petróleo por día. En los megacampos mencionados falta perforar muchos pozos de desarrollo, que incrementarán las reservas probadas de GN y petróleo existentes.

Por ejemplo en San Alberto será necesario perforar dos pozos más, para explotar las reservas existentes en las formaciones Icla y Santa Rosa. En el Itau será necesario perforar 6 pozos más para explotar las reservas estimadas en las formaciones Huamampampa, Icla y Santa Rosa. En el Sábalo y Margarita, será necesario perforar 4 pozos en el primero, y 8 aproximadamente en el segundo, para las mismas formaciones geológicas mencionadas anteriormente” (Gas, petróleo y minería de Tarija –Daniel Centeno).

Entonces, el gobierno no tuvo más remedio que volver la mirada a Tarija, despreciada por casi todos los gobiernos inclusive de algunos de sus propios hijos, hoy se convierte en la billetera del país, que ojalá no sea dejada como ocurrió con el Gran Potosí. La decisión de hacer de Tarija un departamento próspero y exento de pobreza, solamente está en las manos de sus gobernantes, siempre que sepan invertir los recursos llegados. Por ellos,…todos podremos tener casa, comida, ropa,  agua, luz y alcantarillado… que Dios los ilumine.



Sé el primero en comentar en «Las proyecciones petroleras»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: