Bolivia tiene un índice de pobreza del 63,6%

La pobreza está asociada al escaso nivel de desarrollo económico y a la mala distribución de ingresos; sin embargo más allá de este fenómeno económico, la pobreza en nuestro país es también un fenómeno socio – político, debido a que los pobres tienen una limitada participación en las decisiones de la vida política, social y cultural de los gobierno locales y nacionales.

El desarrollo de los países latinoamericanos es impedido por la pobreza, para el Banco Mundial; América Latina sigue siendo una de las regiones más desiguales del mundo, donde según datos una de cada cuatro personas vive con menos de dos dólares al día.

La misma institución señala que los países latinoamericanos deben luchar de manera más intensa contra la pobreza si desean continuar creciendo y competir con otras economías. La pobreza es un obstáculo de crecimiento y a menos que se generen políticas concretas para afrentar este problema social, este permanecerá afectando la calidad de vida de la gente.

El Fondo de las Naciones Unidas parala InfanciaUNICEF, socializó el planteamiento de que: “los pobres siguen siendo pobres porque están subrerepresentados en la toma de decisiones políticas y económicas”.

Sin duda la participación es una condición que permite al individuo decidir y actuar en dirección a su propio desarrollo; en un marco de igualdad frente a la diversidad étnica, cultural y social en que vive.

Los pobres carecen de acceso a seguridad social e ingresos estables, lo cual les impide emprender muchas de las actividades útiles que estimulan la inversión y el crecimiento; esta situación replicada de manera constante crea un círculo donde el bajo crecimiento propicia la elevada pobreza.

En este marco las familias pobres invierten menos en la nutrición y la educación de sus hijos lo que ocasiona con el paso de los años un acrecentamiento de las desigualdades sociales y la generación de grandes tensiones que hacen ver a estas naciones desde afuera con un clima no propicio para las inversiones.

A menudo los pobres están en desventaja en varios aspectos, el índice de pobreza en Bolivia alcanza 63,6% de la población, segúnla Comisión Económicapara América Latina y el Caribe (CEPAL), Chile, Colombia, Honduras, Panamá, República Dominicana y Uruguay, lograrán reducir a la mitad la pobreza extrema para el 2015, si su crecimiento económico y de reducción de la desigualdad continúa al ritmo de los años noventa.

 “La idea de igualdad de oportunidades, más que la de igualdad de resultados, ha sido fuertemente defendida por algunos filósofos sociales y corresponde al concepto de justicia que descansa sobre políticas sociales, tales como la prohibición de la discriminación racial y otras formas de discriminación, así como la financiación de la educación a través de fondos públicos”.

Esta definición citada por Scott Gordon en su libro: “Bienestar, justicia y libertad”, hace referencia a la importancia de la igualdad de oportunidades y la educación; factor considerado primordial en el diseño políticas en contra de la pobreza.



A %d blogueros les gusta esto: