Diputado individualiza a la "justicia masista"

La actual secretaria de Justicia de la Gobernación, Sandra Gutiérrez, la juez 2° de sentencia  Magali Zaida Calderón Maldonado y el vocal de la sala penal 1º Ernesto Félix Mur,  resultan ser autoridades judiciales afines al Movimiento al Socialismo que acusaron y sentenciaron al Jefe de la Bancada del MNR- CC, Alan Echart, hecho que demuestra la clara persecución política del oficialismo en contra de quienes piensan diferente.

1.- Sandra Gutiérrez que acusa a Alan Echart, es actualmente secretaria de justicia de la Gobernación

2.- Juez 2° de Sentencia Magali Zaida Calderón Maldonado que sentencia a 2 años y 4 meses de cárcel a Echart, antes de ser Juez, fue designada a dedo por Evo Morales magistrado suplente del Tribunal Constitucional a través de Decreto Supremo 432.

3.- Vocal de la sala penal I Ernesto Félix Mur que confirma la sentencia de la Juez y no toma en cuenta las observaciones de Echart, antes de ser vocal, fue designado a dedo por Evo Morales magistrado del Tribunal Constitucional a través de decreto Supremo 432.

Ante esta situación la molestia del Diputado Nacional Adrian Oliva no se hizo esperar. Este diputado lamentó que esta situación en la que tres autoridades que hoy pretenden inhabilitar al asambleísta Echart y que fueron parte o son parte del Movimiento al Socialismo demuestra la imparcialidad con la que se está manejando la justicia boliviana, “con qué autoridad se puede condenar e inhabilitar  a un asambleísta cuando quienes han participado de este proceso judicial están vinculados al partido del Gobierno y obviamente son señalados y observados en sus conductas por los vínculos que existirían”, cuestionó.

En este entendido afirmó que el panorama deja entre ver la falta de imparcialidad en la justicia y no sólo de una persona, sino de tres que manejaron un sólo caso que tiene como objetivo evitar que el asambleísta Echart pueda continuar con su labor de denuncia y fiscalización como jefe de bancada de la oposición parlamentaria en Tarija.

“Es un proceso político que además es inédito ya que es el único asambleísta y único ciudadano que está siendo condenado por defender la autonomía en Tarija”, culminó Oliva.



A %d blogueros les gusta esto: