Aprehenden a juez que otorgó permiso a Pablo Cossío

Una vez que la policía fue notificada con la orden de aprehensión contra la juez Miriam Flores, los efectivos policiales se movilizaron la mañana de ayer en busca de la mencionada autoridad judicial, quien, según la investigación previa y el tenor de la denuncia, se la acusa por los delitos de uso indebido de influencias, resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes e incumplimiento de deberes, esta investigación también fue aperturada contra una fiscal de materia que llevaba la causa, sobre estas dos personas pesan las mismas denuncias: Una vez aprehendida la mencionada juez, esta fue trasladada a las celdas de la Estación Policial número uno en el barrio Senac.

En estas dependencias guarda detención la juez hasta la celebración de su audiencia cautelar que se realizará hoy a las 08:30 de la mañana, se prevé que esta actuación judicial contará con un fuerte resguardo policial dada las circunstancias del caso.

Por el momento, las autoridades a cargo de este proceso, prefirieron mantener en reserva la identidad de la fiscal de materia que habría sido incluida en las investigaciones juntamente con la juez Miriam Flores, sin embargo, trascendidos extraoficiales, daban cuenta anoche que existe la posibilidad de que sea la fiscal Grushenka Romero, quien llevaba la causa en los últimos días.

Esta orden fue emitida por un grupo de fiscales especiales que fue conformado luego que se tuvo conocimiento de la fuga del hermano del suspendido gobernador Mario Cossío Cortez, Pablo Cossío, es ahí donde se da inicio al trabajo investigativo del este caso y, presumiblemente, al encontrarse los suficientes indicios de responsabilidades es que se determinó la emisión de una orden de aprehensión contra Miriam Flores, según detalló Gilbert Muños, de la Fiscalía Especializada en la Persecución de Delitos de Corrupción y titular del equipo de fiscales que investiga estos hechos.

“Es así, se conformó un equipo especial de investigación de tres fiscales donde, luego de una evaluación del caso, se determinó ordenar la aprehensión de la juez ya que se la acusa de los delitos de incumplimiento de deberes, resoluciones contrarias a la Constitución y las Leyes y uso indebido de influencias; esta investigación también esta abierta contra una fiscal de materia que llevaba el caso, sin embargo, esto aún está siendo investigado, los cargos son incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias para la fiscal y resoluciones contrarias a la Constitución Política del Estado”, detalló.

Asimismo, Muñoz dijo que para el caso de la juez, el equipo especial de fiscales está compuesto por la fiscal Carla Oller, Sergio Iporre y su persona, “quienes juntamente al Ministerio Público se llegó a esta determinación que fue ejecutada la mañana de este jueves, ahora esta puesta a disposición de la juez Tercero en Materia Penal para que sea ella quien determine la situación jurídica legal de esta persona”.

Sobre el cumplimiento de la orden de aprehensión contra la jueza, el Supervisor de Servicios de la Policía Boliviana en el departamento, coronel Mario Saavedra, confirmó el inicio de las operaciones con la finalidad de dar cumplimiento a las instrucciones judiciales y las normas establecidas.

“Bueno, es así al promediar las 11:45 y 12:00 del día se procedió a la aprehensión de la juez Miriam Flores ante una orden de aprehensión emitida por el fiscal Gilbert Muñoz y otros fiscales más, esta fue encontrada en su domicilio y de ahí fue trasladada a las celdas de la EPI de Senac donde permanecerá hasta el desarrollo de su audiencia cautelar, esta juez fue denunciada por los delitos de uso indebido de influencias, resoluciones contrarias al estado e incumplimiento de deberes, nuestra labor es solo hacer cumplir las órdenes que se nos remiten y esta fue llevada a cabo de forma coordinada con el Ministerio Público”, dijo Saavedra.

Hoy será celebrada la audiencia cautelar contra estas dos personas quienes fueron denunciadas por los delitos mencionados con anterioridad, ahí la juez Cautelar Tercero decidirá la suerte de esta juez que trabajaba en la Corte Superior de Distrito.



A %d blogueros les gusta esto: