El contubernio en verso: "Sosa no responde a Andaluz y SETAR a la capital deja sin luz"

Las diferentes interrogantes planteadas por el periódico Andaluz, no solamente ayer, sino desde que se tuvo conocimiento de que la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE) a Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) supuestamente por algunas irregularidades encontradas en la administración de la empresa, no tuvieron respuesta ayer por parte del ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa.

Inicialmente Andaluz denunció la existencia de un clan conformado por el propio ministro de Estado, su hermano Gonzalo Sosa, actual gerente de Setar Yacuiba, el diputado por Poder Autonómico Nacional (PAN), Wilman Cardozo, además de otras autoridades regionales chaqueños como Marcial Rengifo y los propios alcaldes de Yacuiba, Bermejo y Carapari, en busca de “controlar Setar” con la finalidad de que se pueda, mediante la promulgación de una ley nacional, crear la Empresa Chaqueña de Electricidad (Emchel).

Estas intenciones se sumarían a las “presiones” que habría ejercido el propio ministro Sosa a favor de su hermano que fuera destituido de la gerencia de Setar Yacuiba hace aproximadamente dos meses y, luego de dos días, fuera restituido “extrañamente” en el cargo, luego que fuera despedido por el propio gobernador interino, Lino Condori Aramayo, información confirmada por el secretario de Coordinación de la gobernación, Darío Gareca.

Además de estas denuncias, este periódico publicó ayer que el ministro Sosa estaba ejerciendo fuertes presiones contra el gobernador interino con la finalidad, firme, de que sea alejado del cargo el Secretario de Hidrocarburos y Energía de la Gobernación, Dino Beltrán, esto en una franca injerencia política de parte de esta autoridad de Estado en decisiones que son propias de la Primera Autoridad departamental y que, en cumplimiento a la Ley Marco de Autonomía, son exclusivas de su competencia.

Además de estas interrogantes mencionadas en párrafos arriba, Andaluz tiene aún otras que debía haber sido absueltas ayer por la primera autoridad de Estado que, ignorando la insistencia vehemente de este medio por conseguir sus respuestas, prácticamente desde las 11:00 del miércoles, luego de la conferencia de prensa que brindara a los medios locales confirmando que su arribo a la ciudad tenía la intención de “conseguir que la intervención a Setar sea coordinada con las instituciones departamentales”.

Ya luego de una espera por más de tres horas en el hotel donde sostuvo una reunión con el sector del autotransporte, Servicios Eléctricos sufrió un desperfecto en la estación de Villa Avaroa que provocó un corte de energía de por lo menos una hora, según estimación de su gerente, Jorge Cabrera, a lo que el ministro Sosa, luego de insistentes llamadas a su celular consideró que “será necesario investigar cuáles fueron las razones por las que se provocó esta interrupción en el servicio…” volviendo a asegurar que la intervención es irreversible.

Tan solo ahora, resta esperar que la voluntad política que Sosa demostró al momento de acudir a los diferentes medios para confirmar la intervención la tenga con Andaluz que seguirá esperando las respuestas de su parte y, como él propio ministro lo aseguró: “mañana (por hoy) convocará a este medio para brindar las respuestas que está buscando Andaluz a nombre de la población tarijeña”.



A %d blogueros les gusta esto: