Joven se quita la vida ahorcándose con el cordón de sus zapatos

Un joven universitario de 22 años se quitó la vida, ahorcándose con el cordón de su zapato, dentro de su cuarto, en un domicilio ubicado en el barrio San Marcos, el pasado miércoles en horas de la madrugada, los motivos serian pasionales. La víctima dejo una carta póstuma, pidiendo perdón a su familia y a su enamorada.

De acuerdo con lo informado de manera preliminar por fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), el pasado miércoles, el personal de la división de homicidios y personas, junto al laboratorio y fiscal de turno realizaron el levantamiento legal del cadáver de un joven de 22 años en un domicilio ubicado en el barrio San Marcos.

“El joven se había encerrado de adentro, por lo cual su madre junto a sus otros hijos, abrieron forcejeando la puerta. En el lugar encontraron a su hijo ahorcado, con el cordón de su zapato alrededor de su cuello y atado a un estante metálico”, dijo el informante.

La familia del muchacho llamó a la Policía, quienes encontraron el cuerpo en posición decúbito dorsal, ya que sus familiares lo habían intentado salvar la vida, al descolgarle; sin embargo, era tarde, ya que la data de muerte era de 12 a 18 horas.

“El cuerpo fue encontrado alrededor de las 13.30, por lo que el hecho se habría suscitado en horas de la noche del pasado martes, o madrugada del miércoles. En el lugar se encontró una carta póstuma, en el cual pedía perdón por lo que hizo a su madre, hermanos y su enamorada, esta nota fue entregada con el cuerpo a su familia”, señaló el policía.

En las primeras investigaciones, se conoció que el jovencito, tenía constantes discusiones con su novia, por lo que habían terminado la relación, lo que derivó en que entre en depresión y determine quitarse la vida.

El caso sería cerrado, ya que se trata de un suicidio, por lo cual el cuerpo fue entregado a sus familiares, para que lo entierren.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Sé el primero en comentar en «Joven se quita la vida ahorcándose con el cordón de sus zapatos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: