La historia de San Lorenzo y la lluvia de meteoros

La lluvia de meteoros Perséidas del mes de agosto de todos los años son conocidas como las “Lágrimas de San Lorenzo”.

Esta intensa lluvia de “estrellas fugaces” son partículas dejadas por el
cometa Swift-Tuttle que fue descubierto en 1862.

Esta lluvia de meteoros es relacionada con San Lorenzo por la festividad religiosa del santo el 10 de agosto.

Quién fue San Lorenzo

Lorenzo vivió en el Siglo III después de Cristo. En agosto del año 258, el emperador romano Valeriano decapitó al Papa Sixto II y en su angurria de
riqueza ordenó al diácono Lorenzo que se presentara con el tesoro de la Iglesia que en caso de no hacerlo, este sería quemado vivo, Lorenzo le pidió
aguardar unos días para juntar el tesoro cuantioso de la Santa Iglesia.

El 10 de agosto de ese año el diácono Lorenzo se presentó ante el soberano, seguido por una multitud de indigentes, ciegos, leprosos y huérfanos: “Este”, dijo Lorenzo dirigiéndose al sorprendido Emperador, “es el tan preciado tesoro de nuestra Iglesia Católica”, furioso, el Emperador romano ordenó que Lorenzo fuese quemado vivo.

Por la noche, mientras los creyentes lloraban a Lorenzo aparecieron los meteoros en el cielo, “Lorenzo está llorando”, exclamó la muchedumbre.

Por lo tanto, las noches de agosto, en particular las del 10, 11, 12 y 13, si mira al cielo, puede que observe las lágrimas de San Lorenzo.

Sé el primero en comentar en «La historia de San Lorenzo y la lluvia de meteoros»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: