Estaciones de servicio de combustible al borde de entrar en iliquidez

El representante de la Asociación de Surtidores del Sur, Moisés Hidalgo, explicó que debido a la cuarentena, que se está viviendo actualmente en todo el país, están pasando por una situación delicada su sector, ya que les agarró de forma inesperada, generando que tengan que cumplir normas de confinamiento. “Las estaciones de servicio, al ser empresas reguladas, por la Agencia Nacional de Hidrocarburos, entre otros entes, nos vemos obligados por norma, por ser de servicio público, a tener una atención ininterrumpida, las veinticuatro horas del día”, dijo.

Por lo que debido a las medidas de restricción total, las ventas en este rubro, se redujeron en un noventa y cinco por ciento, como promedio, en los meses de marzo, abril y mayo, explicó Hidalgo.

Situación que se está haciendo insostenible, y les pone en un punto, muy crítico al no poder solventar los costos de operación.

Esta reducción, les generó pérdidas por estos meses, manteniéndose vigentes todas las obligaciones tributarias, laborales y financieras.

Lo que les lleva a una iliquidez, para seguir operando y sosteniendo estas empresas de venta y distribución de carburantes.

“Por los motivos expuestos, estamos gestionando, diferimiento de pago de GNV, hasta que se vuelva a operar de manera normal, suspensión por cobro de carga de gas natural por concepto de potencia eléctrica, contratada a Setar, debido a que en este periodo, la cantidad consumida en inferior a la contratada, la eliminación del pago de aportes por concepto de conversión de motores a GNV, como así también la condonación del pago del Impuesto a las Utilidades de las Empresas”.

Para concluir el representante de la Asosur, explicó que están a la espera de una respuesta satisfactorio, por parte del gobierno central, ya que sin la aprobación de los puntos antes mencionados, es imposible, el seguir manteniendo una estación de servicio, con lo cual se dejará sin trabajo a muchas personas, que estaban cumpliendo la labor de carguío de gasolina diesel y GNV, en estos lugares.

Por su parte el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Tarija, Marcelo Romero, manifestó que debido a que no les está entrando dinero a sus empresas, por la cuarentena total que se está viviendo en todo en todo el país, dos de sus asociados ingresaron desde ayer, en una huelga de hambre, los cuales son un ingeniero y un arquitecto.

Ya que hace más de ciento veinte días, se tenía que haber empezado a tomar las previsiones necesarias, para afrontar esta pandemia mundial, cuando recién estaba azotando a la China.

“Por lo que nos preocupa de sobre manera, que no podamos tener una certeza en base a una comunicación oficial, de cómo está la salud en el departamento y seguimos muchos de nosotros, viviendo en una incertidumbre”.

Ya que actualmente en Tarija, existe una gran cantidad de despidos, debido a que al momento no se encontró una política, por la cual salvar las empresas tarijeñas.

Y si hay, quizás la sepan tres o cuatro personas, las cuales manejan el departamento, como ellos lo ven mejor y no así como debe ser, para mejorar la calidad de vida de todos los estantes y habitantes de Tarija, manifestó Romero.

En ese sentido, las deudas, la falta de movimiento económico, el desempleo y la poca certeza sobre la realidad de cómo se contagia el coronavirus, pone en emergencia a este sector empresarial, que inició esta medida de presión, para ser tomados en cuenta por el gobierno departamental y nacional.

Para que se les cancele las deudas que tienen con este sector, ya que al momento el no pago de estas obligaciones, está llevando a la quiebra a las empresas tarijeñas y al despido de sus empleados, los cuales se seguir así la situación en el departamento y el país, irán a engrosar la lista de las personas desempleadas de Tarija.

A su vez el representante del Colegio de Ingenieros Civiles de Tarija, Giovani Aramayo, indicó que desde el próximo lunes 18 de mayo, este sector ingresará en una huelga de hambre, por la falta de trabajo.

Como también manifestó que no se descarta, que otros sectores se sumen a esta medida de presión.

Ya que las empresas grandes de Tarija, no están pagando los sueldos, las deudas, finiquitos, lo cual está generando una crisis económica muy grande, por la pandemia del coronavirus, que se está viviendo en todo el mundo.

Lo cual está generando, que se despida a gente que trabajó más de veinte años en algunas empresas, los cuales se quedarán sin un sustento para poder dar de comer a sus familias, concluyó Giovani Aramayo.

Sé el primero en comentar en «Estaciones de servicio de combustible al borde de entrar en iliquidez»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: