Veda del sábalo se prolonga por el tamaño de los peces

Después que en pasadas semanas, se declaró que continua la veda de la pesca en el río Pilcomayo, por estar pequeños los peces, es que el director de gestión ambiental de la gobernación de Tarija, Eduardo Rueda explico que a pesar de continuar la cuarentena total en todo el país.

Y al saber lo importante que es la actividad pesquera en la localidad de Villamontes, en todo el departamento, como también en el país, es que se está continuando con los monitoreos correspondientes  al rio Pilcomayo, para evitar que se vulnere la veda.

“Por ejemplo la anterior semana, miércoles, jueves y viernes, estuvimos haciendo los monitoreos en toda la parte boliviana del río Pilcomayo, conjuntamente con personal de Yacuiba y dirigentes indígenas de la zona, donde se corroboró que al momento aún no hay sábalos en este lugar, no llegó el cardumen de estos peces”.

Porque al momento no estamos todavía en una fecha óptima para levantar la veda en esta zona, ni mucho menos de volver a hacer un monitoreo de estos peces, ya que este trabajo consiste en pescar un sábalo y ver de qué tamaño ya se encuentra, ya que no hay estos peces en la zona, para poder hacer el trabajo respectivo que en anteriores años, se los hacía por esta fecha, explicó Rueda.

En ese sentido es preocupante tanto para la secretaria de medio ambiente, como para los mismos comunários originarios de la zona, ya que en esta época del año, ya abundaba el sábalo, para que ya sea pescado, actividad que mantiene a mucha gente de los pueblos originarios que están asentados a las márgenes del río Pilcomayo.

“Los indígenas que tienen suerte, sacan uno a dos por día, pero de tamaño muy pequeño, del espécimen del sábalo; pero sí el pescado que ahora está abundando por esta cuenca es el dorado y el surubí, los cuales son especies carroñeras, más que otras cosas”.

Eduardo Rueda volvió a repetir, que a pesar de haber una cuarentena, están haciendo continuos monitoreos a las aguas del río Pilccomayo, esto con el fin de que una vez que concluya la cuarentena, puedan levantar la veda de pesca en esta cuenca, fecha para la cual, se espera que ya hayan suficientes sábalos para que sean comercializados en el lugar por los indígenas y luego traídos a la capital, para ser vendidos en los principales mercados.

A la vez explicó que no se tiene una fecha exacta de levante de la veda, ya que generalmente se lo hacía en años pasados a finales de abril o principios de mayo, donde los sábalos ya estaban de gran tamaño y peso, pero esa no es la realidad actual.

Para concluir el director de gestión ambiental de la gobernación de Tarija, Eduardo Rueda   manifestó que como gobernación, están programando que se podría ya levantar la veda el próximo  20 de abril, pero primero un día antes se hará otro monitoreo, conjuntamente con autoridades del Villamontes y Yacuiba y obviamente con representantes de los pueblos indígenas, para ver si ya hay sábalos de gran tamaño y así con toda confianza levantar esta restricción.

Sé el primero en comentar en «Veda del sábalo se prolonga por el tamaño de los peces»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: