Se registraron más de 200 casos de violencia familiar en lo que va del año en Tarija

El problema de la violencia familiar, y sobre todo contra la mujer, no desaparece, a pesar de los esfuerzos que diferentes actores, públicos y particulares, hacen para concientizar a una población que, prominentemente machista, ha aceptado y justificado, por siglos, este proceder atentatorio contra la dignidad y seguridad de las féminas.

Una de las instancias que se dedican a brindar apoyo legal a las mujeres que presentan casos o situaciones de violencia familiar o personal, es el SLIM (Servicios Legales Integrales Municipales), que funcionan dependientes de los Gobiernos Municipales.

En Tarija, desde enero hasta la fecha actual, estos servicios han atendido 250 casos, de los cuales el 95 % fueron por violencia familiar, como informa la Dra. Karina Flores, Jefa del SLIM en el municipio cabecera del departamento. “Pedimos a la población que nos puedan coadyuvar en cuanto a información, socialización, y si existiera una situación de hechos de violencia, que acudan a los servicios tanto de FELCV, el Ministerio Público, y así mismo, del Gobierno Municipal a través de los SLIM”, acotó Flores.

Las oficinas donde funciona el SLIM en Tarija están ubicadas en el Mercado La Loma, en el segundo piso y en la EPI vecinal de Lourdes, también en el Centro Integral para la Mujer y la Familia, situado en el barrio Los Chapacos, a pocos metros de la EPI vecinal.

Flores se refirió a las condicionantes, o factores desencadenantes de episodios violentos contra la mujer: “Lamentablemente, la violencia no ve estados económicos, situación social, la violencia es una problemática causada por el machismo, y sobre todo la cultura patriarcal que tenemos y toca a cada uno de nosotros aportar para que no siga esta situación”.

Reitera la Jefa del SLIM la incidencia del machismo en los hechos de violencia, pues es una condición que está muy arraigada en la sociedad boliviana y, por ende, la tarijeña, donde se encuentran muchos estereotipos de género, imposición de roles a las personas, que las segregan por su género, raza o posición social.

“Eso lo tenemos, lamentablemente, muy arraigado, tanto hombres como mujeres, y en la crianza lo retransmitimos a nuestros hijos. Entonces está en cada uno de nosotros modificar, cambiar, mejorar y evitar estas situaciones de violencia”, acota finalmente la Dra. Flores.

Más allá de las leyes que gubernamentalmente puedan promulgarse, endureciendo o añadiendo normas de respeto a la integridad y dignidad de las mujeres, será la educación de la conciencia y el cambio paradigmático del imaginario social, lo que hará posible erradicar, de una vez por todas, la violencia familiar y de género del ámbito social boliviano.

Sé el primero en comentar en «Se registraron más de 200 casos de violencia familiar en lo que va del año en Tarija»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: