Reportaje muestra descuido y falta de organización en la Terminal de Buses de Tarija

El problema muy grave que actualmente está afectando a Tarija es el aumento de la cantidad de habitantes, con eso se ha dado un aumento inevitable de generación de residuos, a estos se suma la mala costumbre e irresponsabilidad de algunas personas de botar la basura en cualquier parte.

El descuido y la falta de organización en la nueva terminal de buses es notable con tan solo una visita a las instalaciones. A las quejas de los usuarios y los transportistas por las fallas en la infraestructura y la falta de planificación se suma la basura acumulada.

Además, es la puerta de entrada de los visitantes a la ciudad y al departamento por lo que la basura acumulada y el descuido puede perjudicar la imagen que adquiera el turista que llega a la ciudad.

Cartones, cajas, plásticos y demás desperdicios se amontonan en los rincones de la terminal a la vista de los pasajeros. A eso se suman las largas filas que tienen que realizar los usuarios al aire libre para adquirir sus boletos.

El canal TVA se encontró en los alrededores del Barrio Torrecillas, donde vieron cómo se encontraba el lugar y los lotes baldíos, lleno de basura, incluso lo volvieron en baños públicos, donde ni siquiera se puede utilizar los baños que tiene el interior de la terminal que son seis en realidad ahora están abiertos 2, los residuos de coca, vasos, botes de alcohol, resaltan a la vista.

Según el administrador de la nueva terminal, Juan Martínez, las personas de desean utilizar los baños debido a que deben abonar un bolivianos por su uso. “Por usar el baño de la nueva de terminal, el precio es un boliviano, que es un precio módico, hay gente que está dispuesta a pagar y otros no”, argumentó.

El administrador, mencionó que la proliferación de lotes baldíos en todo este sector ha hecho que prácticamente se convierta en basural. “Hay gente por los alrededores, en varios campos “descampao”, nosotros con el personal tratamos de coadyuvar con la señalética para ofréceles el servicio al baño, es imposible poder obligarles a todos que no quieren usar nuestros servicios, se entiende que es muy complicado, y no tenemos la suficiente capacidad para poder evitar el 100%”, acotó.

Por otro lado, el sector del transporte de buses lamentó las falencias que todavía existen y expresaron su preocupación sobre la situación de las minivans ya que aseguran que se han originado varios accidentes por esta situación.

La terminal tienes 6 baterías de carga

La terminal tiene seis de baños, dos en la parte que carga, dos en andenes que es interior de la terminal, son baterías que cargan a los baños públicos tanto para varón y mujer.

Martínez, señalo que “los baños tienen 6 baterías en la cual, en la cual 4 baños están disponibles, tanto para varón y mujer”, ha señalado.

Lamentó que uno de los baños no está en funcionamiento, por el refaccionamiento que tuvo algunos problemas. ”Estamos con uno paralizado que es la parte de carga, precisamente porque están haciendo refacciones”, preciso.

Uno de los baños estará operable y todos en buen funcionamiento, tanto como duchas, etc.

Nunca se paralizaron los baños públicos

“En los baños públicos nunca hubo cierre, ni en este paro indefinido, lo que, si hemos reducido la cantidad de baños de tener cinco años funcionando, hemos tenido dos, pero normalmente funcionando, obviamente ofreciendo y viendo el flujo de usuarios que había, por eso era suficiente y necesario 10 baterías a cada uno, entonces estaban 20 unidades del personal que en este caso son los pasajeros.

Causas de la contaminación por basura

La principal causa de la contaminación por basura la encontramos en una ineficiente o nula gestión de los residuos. Hay que tener en cuenta que lo que causa la basura no es el material en sí, sino la forma en que es o no gestionada. De este modo, si tomamos como ejemplo un trozo de papel, podrá ser basura o materia prima según la manera en que se gestione cuando es inservible y se convierte oficialmente en un residuo.

Así mismo, dentro de las causas también cabe mencionar que el consumismo actual cumple un papel predominante. No porque el consumismo implique, necesariamente la generación de basura, sino porque, a un mayor consumismo, mayor cantidad también de residuos, y a mayor cantidad de residuos mayor probabilidad de que no sean gestionados de forma adecuada.

Consecuencias de la contaminación por basura

La principal consecuencia de la contaminación por basura implica una degradación de la salud de los seres vivos. Hay que tener en cuenta que la basura libera sustancias tóxicas al medio ambiente que se extienden tanto por el suelo, como por el agua y el aire. Cuando estas sustancias tóxicas entran en contacto con los seres vivos (ya sean personas, animales o plantas), afectan negativamente a su salud.

Soluciones a la contaminación por basura

Existen diferentes soluciones a la contaminación por basura. Uno de los elementos que no se pueden obviar es la necesidad de limpiar y reacondicionar los entornos ya dañados, lo que implica destinar recursos humanos y económicos para realizar estas limpiezas. Sin embargo, más allá de las acciones curativas contra la contaminación por basuras, también cabe señalar que existen soluciones que podemos categorizar como preventivas, y que están destinadas a evitar o minimizar la presencia de esa contaminación por basura al reducir la cantidad de basura que llega a liberarse en los entornos (naturales o urbanos).

El mejor medio disponible para actuar en prevención de la contaminación por basura es la denominada regla de las tres erres (3R). Las 3R de la ecología es una regla que dirige y limita la manera en que los seres humanos tenemos de consumir y gestionar los productos que usamos en nuestro día a día. Se puede aplicar a cualquier tipo de consumo y, tiene la capacidad de reducir el consumo (con lo que se reduce la cantidad de residuos que deben ser gestionados), así como de mejorar la gestión que se hace de los residuos generados.

Las 3R son, por orden: reducir, reutilizar, reciclar. Es decir, según esta regla, antes de consumir deberemos plantearnos si realmente lo necesitamos, si es que no, lo reducimos. Si por el contrario la respuesta es que sí que lo necesitamos, pasamos al siguiente nivel, que es el de reutilizar. En este nivel, antes de consumir un nuevo producto, optamos por reutilizar uno que ya tenemos, sea porque está en buen estado o porque se puede arreglar uno antiguo, por lo que evitamos también el aumento del consumo y conseguimos satisfacer sin problemas nuestras necesidades. Finalmente, cuando un producto no se puede reducir ni tampoco reutilizar, es cuando pasamos a la última fase, que sería la correspondiente al reciclaje.

REPORTAJE// EL ANDALUZ

Sé el primero en comentar en «Reportaje muestra descuido y falta de organización en la Terminal de Buses de Tarija»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: