Resultados con indicios de fraude desatan la furia de jóvenes que incendian instalaciones electorales de todo el país

A nivel nacional y en Tarija no fue la excepción que comenzó una ola de disturbios, con la quema de maletas electorales, papeletas de sufragio, destrucción de ambientes de los tribunales electorales, todo a excusa de conocer que no habrá segunda vuelta y que se estaría dando como ganador al Movimiento Al Socialismo MAS, en las elecciones generales.

Manifestantes quemaron el TED y sedes del MAS al grito de “¡fraude!”
Cuando todo parecía que transcurría con normalidad, la información de que no habría segunda vuelta, desbordó la violencia, el TED y las sedes del MAS fueron el blanco.

Manifestantes que aparecieron tras la información de que no habría segunda vuelta en diciembre, como inicialmente se había anticipado, quemaron ánforas y papeletas de votación que estaban en el interior del TED, además de causar muchos destrozos.

Otro grupo de manifestantes destrozo y quemó las puertas de la sede del MAS en el barrio San Roque, en la casa de la familia Canedo, en una esquina de la plaza principal, unas oficinas también de este partido político, fueron destrozadas y quemadas.

Dos grandes llamaradas se formaron en la puerta del TED (Tribunal Electoral Departamental) mientras la gente gritaba “¡fraude, fraude!”, varios jóvenes sacaron ánforas de cartón del interior que eran tiradas a las llamaradas que se avivaban más.

Uno de los factores para entrar al TED, fue que el edificio estaba prácticamente sin gente, el recuento de votos y todo el trabajo de este domingo y lunes fue en el hotel donde se instaló todo un sistema de conteo y comunicación.

Mucha gente que inicialmente estaba en las puertas del hotel y que después se replegó a la plaza Uriondo, fue al TED ya que el problema no era el recuento de votos de Tarija, sino la información desde la sede de gobierno de que no habría segunda vuelta electoral.

La Policía llegó y dispersó a los manifestantes de la puerta del TED que quemaban el material electoral, desde las esquinas la gente siguió azuzando y los uniformados recurrieron al gas lacrimógeno que obligó a alejarse a los manifestantes que se replegaron a la plaza principal.

La policía tuvo que recurrir a muchas granadas de gas lacrimógeno ante el regreso de los manifestantes que iban de cuando en cuando, como si fueran a enfrentar a los policías que estaba vigilantes en la esquina de la Casa Dorada sobre la General Trigo. “Mi voto se respeta… Mi voto se respeta…”, fue otro de los estribillos que los manifestantes entonaban a los gritos que volvían a reagruparse en la esquina de la plaza principal, mientras los uniformados permanecían atentos a una cuadra de distancia.

Hasta el cierre de la presente edición seguían las escaramuzas en la plaza principal, mientras en San Roque la gente permanecía reunida por grupos entanto unos cinco policías custodiaban la sede del MAS cuyas puertas fueron destrozadas. “Yo no tengo miedo, por mi Tarija puedo morir”, afirmó una señora en el frontis de la sede del MAS mientras otro grupo de personas miraba el lugar y a los policías que lo custodiaban. Una señora, que al parecer vive en el interior de la sede, pedía a los policías que no se fueran.

Fernando Barral Zegarra

Sé el primero en comentar en «Resultados con indicios de fraude desatan la furia de jóvenes que incendian instalaciones electorales de todo el país»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: