Denuncian amedrentamiento de parte del Concejo de la Judicatura

Así señaló Santos Torres Galarza, abogado defensor de una pareja de ancianos en un caso en el que denunciaron que su hija que es abogada, se habría apropiado indebidamente de una suma de dinero de sus padres.

Santos Torres agregó que tras haber perdido el juicio por apropiación indebida de bienes, la abogada acusada inició una especie de amedrentamiento contra la juez que dictó su sentencia, y contra todo el personal que trabaja en ese juzgado.

Este amedrentamiento se hizo a través de la funcionaria del Consejo de la Magistratura, Celinda Fernández, quien busca revertir la sentencia y de este modo favorecer a la hija, ignorando las leyes que amparan y protegen a las personas vulnerables. “Además, ignora los antecedentes de la abogada, la señora Juez y la señora secretaria, se encuentran actualmente procesadas, inclusive hubo una intervención del presidente del Tribunal, del doctor Hermes (Flores), pidiendo informes” agregó el abogado.

“Esto significa que llegó hasta el presidente del tribunal para poner su queja, así mismo la representante del Consejo de la Magistratura, Sandra Gutiérrez, llegó hasta el mismo juzgado, para revisar los documentos. Todo esto sorprendió al abogado defensor, quien dijo que las autoridades del Consejo de la Magistratura y del Tribunal de Justicia, no deben inmiscuirse en los juicios ni sentencias para favorecer a una persona”, continuó denunciando Santos Torres.

Versión del Consejo de la Magistratura

“El Consejo de la Magistratura no busca favorecer a nadie y sólo pretende confirmar que en todos los juzgados cumplan con su labor, sostuvo la responsable distrital de esta entidad”, Sandra Gutiérrez.

Estas palabras surgen en respuesta a las aseveraciones del abogado Santos Torres, quien indicó que Gutiérrez y Celina Fernández, pretendían influir en la sentencia que salió favorable para la anciana que fue despojada por su propia hija, indicando además que amedrentaron a la juez y su secretaria.

Gutiérrez, sostuvo que no tenía conocimiento del caso, pero confirmó que sí llegó hasta ese juzgado, pero fue cuando realizaron una inspección sorpresiva que hacen habitualmente, y que no fue el único juzgado visitado.
Acotó que ahora el abogado debe explicar por qué sostuvo que ella y la funcionaria del Consejo, habrían “amedrentado” a la juez, además debe explicar cómo él sabía del arribo de ellos al juzgado, si él no estuvo ahí, por lo que calificó que el abogado tiene algún interés.

Irregularidades 

En la inspección sorpresa que realizó el Consejo de la Magistratura en el palacio de justicia, la jefa de la Unidad de Transparencia del Consejo de la Magistratura, Celina Fernández, pidió ingresar a ese juzgado.

“Este pedido era porque tenía una denuncia contra este juzgado porque no otorgaba una copia de la resolución de la sentencia a hija que despojó a su madre, ya que la sentenciada necesitaba saber bajo qué argumentos apelaría” expresó la Funcionaria.

“Pero grande fue la sorpresa al encontrar que la juez recién estaba transcribiendo la sentencia, a pesar que ya pasaron varios días (cinco o seis) y la transcripción debía realizarse hasta el día siguiente de la audiencia como plazo máximo”, refirió Gutierrez.

“Me llama mucho la atención que el abogado Santos Torres Galarza, salga a indicar que mi persona, junto a la unidad de fiscalización y control, hayamos ido a amedrentar a la juez, él nos va a tener que demostrar ese tipo de situación, porque él no estuvo presente ahí” finalizó Gutiérrez.

Contexto

Según lo expresado por el abogado defensor de la pareja de ancianos, Santos Torres, una mamá confió plenamente en su hija que es abogada, sin imaginar que posteriormente esta la despojaría de todos sus ahorros, dejándola en el abandono y sin siquiera proveerle para sus medicinas, además la abogada falsificó firmas para vender terrenos de sus padres.

Posteriormente la mamá tuvo que ir a buscar a su esposo en Santa Cruz para pedir ayuda, pero el padre recientemente fue intervenido quirúrgicamente y tiene serios problemas de salud.

Ellos son de la tercera edad, ya que el papá tiene 86 años mientras que la madre tiene 84, y ellos requieren de estos recursos para su salud, ya que ambos están enfermos, según el abogado.

La venta de la desgracia

Todo ocurrió tras una venta de un surtidor en la calle Santa Cruz, donde el precio convenido fue de 200 mil dólares, y los padres se dividieron en partes iguales dicho monto.

Posteriormente la mamá volvió a Tarija para vivir junto a su hija, ya que su hijo falleció años antes, y según el abogado, la hija se fue ganando la confianza de la anciana, quien sin documentos y en base a confianza, logró sacarle los 100 mil dólares.

Por más que la anciana le pedía el dinero, la “abogada” se negaba a haberlo recibido, por lo que la abuelita tuvo que retornar a Santa Cruz, para pedir ayuda a su esposo y fue ahí que inició una querella criminal contra la hija, por abuso de confianza y apropiación indebida.

Falsificación

Por otro lado, el abogado señaló que la hija procedió a falsificar documentos de propiedad de una finca que pertenece a los papás, pero los abogados del padre se percataron de este hecho y justo antes de la transacción “fraudulenta” lograron evitarla.

Por este motivo se le inició otra querella contra ella por falsificación, cuya audiencia fue fijada para estos días, acotó Torres Galarza.

Bienes de la hija

Para el abogado Torres Galarza, una prueba clara de que la hija se apropió de los 100 mil dólares de su madre, es que actualmente tiene muchos bienes por diferentes lugares, pero que ya procedió a anotar preventivamente todos.

Esto con la finalidad de que cuando la sentencia sea ejecutoriada, iniciará una acción de reparación de daños, ya que la hija debe devolver los 100 mil dólares que se apropió de manera indebida.

El engaño

El abogado agregó que antes de este hecho, la hija llevaba a la madre a varios lugares, le comparaba regalos, la visitaba constantemente, incluso se quedaba a dormir con ella, y una serie de cosas.

Sin embargo, posterior al hecho, ella “no les dirige la palabra, no les va a visitar, no les asiste económicamente desde ese día, es decir que cuando ellos proceden a pedir el dinero, procede a desconocerlos, no les dirige la palabra” indicó.

El abogado aseveró que tiene todos los permisos de los padres y familiares, de proporcionar el nombre de la implicada, y se trataría de la abogada Magalí Aguirre Ruiz, pero que en la familia hay otra Magalí Aguirre y que se trataría de la nieta de los ancianos y sobrina de la implicada.

El proceso fue ganado y la juez dictó una pena privativa de libertad de tres años, pero esta sentencia está en etapa de apelación, por lo que ellos están también presentando respuesta a la apelación.

En esta respuesta a la apelación, Santo Torres pide que se resuelva este proceso de manera prioritaria, ya que las normas establecen que se debe atender de manera prioritaria a las personas de la tercera edad.

Fuentes extra oficiales indicaron que la sentenciada, incluso está postulando en las elecciones de la Cooperativa de Servicios de Agua y Alcantarillado de Tarija Cosaalt, lo que será confirmado hoy con gerencia de esta entidad.

Fuente: Diario Nuevo Sur

Sé el primero en comentar en «Denuncian amedrentamiento de parte del Concejo de la Judicatura»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: