Nuevo estudio señala que aguas del río Guadalquivir no son aptas para el riego ni el consumo humano

El gerente Nacional de Fiscalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Bernardo Uriquidi, desde Villa Montes – Tarija, informó que la estatal petrolera realizó un estudio de laboratorio el año 2018 para determinar las características de las aguas del Río Guadalquivir del departamento de Tarija. El estudio revela que las aguas de este río, que en su trayecto cambia de nombre a Río Tarija y llegan hasta el corazón del parque de Tariquía, no son aptas para el riego, peor para el consumo humano.

“El estudio realizado en los principales cuerpos de agua de Tarija, que van desde el río Guadalquivir (altura de Canasmoro) hasta llegar al Río Grande de Tarija (altura de San Telmo), en el que ambos ríos son de clasificación Clase “C”, es decir no son aptos para su uso como abastecimiento de agua potable ni para riego de hortalizas”, sostiene Urquidi.

Bernardo Urquidi explica que la clasificación contenida en la Ley 1333 de Medio Ambiente, dado que los parámetros como DQO (Demanda Química de Oxígeno), DBO5 (Demanda Biológica de Oxígeno), Nitrato, Fosfato Total, Coliformes Fecales y Nitrógeno Amoniacal, presentan concentraciones en niveles superiores a los máximos admisibles.  “Su uso se restringe sólo para el abastecimiento industrial, esto demuestra que la contaminación existe sin que se haya desarrollado ninguna actividad hidrocarburífera; estos resultados se conocieron en la evaluación del impacto ambiental del proyecto, por lo que también se va desarrollar un plan de mitigación”, detalla.

El muestreo para el estudio se realizó en Canasmoro, Tomatitas, San Luis, La Angostura, Juntas de San Antonio, Río Grande en la zona de San Telmo, donde se evidencia una radiografía de la situación de contaminación de las aguas. 

El gerente lamentó que “intereses políticos, no ecologistas” pretendan generar una psicosis colectiva entre comunarios y población en general, con información falsa y distorsionada sobre los proyectos exploratorios San Telmo Norte y Astillero, demostrando su sesgada visión sobre la protección del medio ambiente, que omite “la extrema gravedad que implica el consumo humano de aguas insalubres, las mismas que llegan hasta el corazón de la reserva de Tariquía”.

“De acuerdo al estudio, la contaminación en el río Guadalquivir es resultado de las diferentes actividades a lo largo de estos cuerpos de agua tan importantes para la vida de Tarija que han provocado niveles elevadísimos de contaminación con desechos que van desde aguas residuales, industriales; contaminación por agroquímicos, sedimentos arrastrados debido a los constantes desmontes y chaqueos, incendios en las cabeceras de la Cuenca”, finaliza el gerente de YPFB.

Gobierno recién envió estudio de impacto ambiental en Tariquía

Recién, en las últimas horas, el gobierno nacional, a año y medio de su pedido, envió a la Comisión de Hidrocarburos de la Asamblea legislativa, el estudio de impacto ambiental en Tariquía por las tareas petroleras, según informó el legislador César Mentasti Padilla.

En base a este estudio, de acuerdo a la norma, se otorga la Licencia ambiental para la posterior actividad petrolera, acotó al informar de la entrega del documento a las Plataformas ciudadanas que están con la defensa de Tariquía, para que sea evaluado por profesionales.

Entre ellos el Colegio de Ingenieros Ambientales de Tarija (CIAT) y asesores ambientales, explicó al reiterar que les enviaron el documento tras peticiones de informe elevadas, cartas a los Ministerios, sin lograr ninguna respuesta, hasta ahora. “Tuvimos que amenazar con Amparo Constitucional para que se nos haga llegar”, reveló al recordar que el Ministerio de Medio Ambiente otorga la Licencia ambiental, al tratarse de un proyecto de categoría 1 como es el petrolero.

Con este documento se precisará cuánto se impactará en Tariquía de las más de 240 mil hectáreas que tiene, el gobierno habla de 0,14%, sin embargo, algunas Plataformas estiman más del 50%, esto tiene que aclararse para que la gente comprenda el conflicto.

Hay documentos de la consulta que solamente establece firmas, sin aclaración de firmas ni número de carnet de los firmantes, entonces esas cosas no pueden seguir así, siempre se pidió al gobierno consideración con los comunarios y el pueblo de Tarija, según Mentasti Se trata del ecosistema tarijeño, entonces todo esto tiene que analizarse de manera técnica, siempre pedimos información y hasta nos opusimos a un trabajo técnico telúrico por la posibilidad de contaminación que ya algunos mencionan en las redes sociales, acotó.

Nuevo Sur

Sé el primero en comentar en «Nuevo estudio señala que aguas del río Guadalquivir no son aptas para el riego ni el consumo humano»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: