Lluvia de meteoros en febrero

CENTÁURIDAS

Existen 4 lluvias de meteoros con radiantes muy activos el mes de febrero en la constelación Centauro, estas son: las theta Centáuridas TCE, las alfa Centáuridas ACE, las omicrón Centáuridas OCE, a este conjunto de radiantes de lluvias de meteoros se les denomina el Complejo de Centauro.

A partir del 6 de febrero podemos realizar observaciones y en especial a la hora en que la constelación mencionada se encuentre en lo más alto del
cielo.

Centauro es una de las constelaciones más importantes del cielo del sur y la media noche será un horario apropiado para comenzar a observar las mencionadas lluvias. La constelación Centauro se encuentra junto a la Cruz del Sur.

Complejo de lluvias de meteoros en Centauro:

Estudiaremos tres radiantes independientes pero muy cercanos entre sí, lo que requerirá que seamos meticulosos a la hora de trazar los meteoros.

Observadores experimentados deben elegir zonas del cielo alejadas a una distancia angular de unos 40º de estos radiantes. Es importante que mantengan su centro de campo de visión y que lo reporten luego de la observación. Y los que se inician en la observación de meteoros deben hacer un barrido visual en la zona mencionada y anotar la hora de cada meteoro visto.

A continuación una descripción detallada de las zonas de observación.

Las Omicrón Centáuridas (OCE) q u e están activos desde finales de enero hasta finales de febrero.

En torno al 15 de febrero alcanzan una actividad máxima de uno o dos meteoros por hora,este dato de referencia no debe desanimarnos ya
que estas lluvias de meteoros casi siempre nos dan gratas sorpresas, además ese es uno de los motivos de las observaciones: determinar si los diferentes radiantes han incrementado su actividad.

Sus meteoros suelen ser entre moderados y rápidos en su velocidad.

Las Alfa Centáuridas (ACE) es la llu via m ás importante del complejo que permanece activo durante todo el mes de febrero. El máximo alcanza
cerca al día 8 de febrero, con unos 7 meteoros /hora. El radiante se encuentra a pocos grados de la estrella Beta de la Cruz del Sur. Sus meteoros son rápidos dado que su velocidad geocéntrica es de
56 km/s. Las Alfa Centáuridas (ACE) pueden presentar bólidos (meteoros de magnitud –4 tan brillantes como el planeta Venus).

En los años 1974 y 1980 se observaron estallidos de actividad de tan
sólo unas horas de duración arrojando entre 20 y 30 meteoros / hora. Como no hay manera de pronosticar cuando sucederá otro evento similar, debemos permanecer alertas. Debido a su brillo, aún un retorno normal de las alfa Centáuridas es interesante, ya que un tercio de los meteoros de la
lluvia presentan estelas persistentes.

Las Theta Centáuridas (TCE) tam bién están activos desde finales de enero hasta finales de Febrero.

Sobre el 14 de febrero suele alcanzar alrededor de 4 meteoros/hora. Sus meteoros son rápidos dado que su velocidad geocéntrica es de 60 km/s.

Si sumamos los promedios de la cantidad de posibles meteoros observados en cada radiante tenemos una importante actividad en los cielos de febrero.
Otras lluvias de meteoros en febrero.

Las Delta Leónidas (DEL) e n la co n ste lación Leo, es un radiante interesante que se encuentra activo desde el 5 de febrero hasta mediados
de marzo. Sus meteoros son lentos dada su velocidad geocéntrica de 23 km/s y produce unos 3 meteoros/hora en torno a su máximo el 26 de
febrero. También se recomienda su observación.

Las Alfa Carínidas (ACN) en la co n stelación Carina, tienen su máximo la primera semana de febrero. El radiante se encuentra muy cerca de la
brillante Canopus. Producen meteoros de velocidad aparentemente lenta dada su velocidad de 25 km/s.

Las Delta Vélidas (DVE) e n la co n stela ción Vela, poseen su máximo de actividad cerca al 14 de febrero con unas tasas horarias de un meteoro a la
hora. Su radiante se sitúa cerca de la estrella EpsilonCarina. Sus meteoros son de velocidad moderada.

Otras zonas con radiantes meteóricos se encuentran ubicadas en las constelaciones Virgo, Hidra y Cáncer con actividad apreciable. Esos radiantes aparecen desde el antihelio (justo en dirección opuesta a la posición del Sol) y son producidos por meteoroides dispersos procedentes por la degradación constante de asteroides ubicados
en el cinturón principal o de cometas de corto periodo.

Sé el primero en comentar en «Lluvia de meteoros en febrero»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: