Seis comunidades utilizarán el PROSOL para instalar una fábrica de jugo de uva y derivados

Seis comunidades, Muturayo, Calamuchita, Pampa La Villa, La Higuera, Santa Ana La Nueva y Santa Ana La Vieja, se juntaron acordaron que su PROSOL 2018 y 2019, con una contraparte de la gobernación, se destine para instalar una fábrica de jugo de uva y derivados.

Entre los derivados néctares de uva, aceite de pepa de uva y posiblemente pasa de uva, según el Secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación, Fernando Barrientos Iñiguez quien dijo que los productores quieren dar valor agregado a su materia prima. “Por lo tanto se va industrializar y dar valor agregado a la materia prima que tienen”, acotó al afirmar que estas experiencias dan esperanza con el PROSOL después de años y más de 1.200 millones de bolivianos desembolsados.

Se estima una inversión de unos 4.5 millones de bolivianos en esta planta industrializadora, las comunidades colocarían el 50% y la otra mitad la gobernación como contraparte, agregó el funcionario público. “Esto permitirá a que el productor genere valor agregado, tenga mayor opción, a cuidar su producto, como el su precio y generar productos que no se fabrican en Bolivia como los néctares que serán los únicos en el país, si se elaboran”, informó.

Néctares sin azúcar, sin tipo de edulcorantes, además los jugos, es una planta que entre abril y mayo del próximo año se estará abriendo e inaugurando, acotó el secretario al decir que cerca de 1.120 familias están proyectando el emprendimiento. “Estas familias han decidido decir basta al PROSOL tradicional, incluso es posible que comprometan del 2020 para seguir ampliando este tipo de iniciativas, este tipo de proyectos tienen que hacerse y no otros sin efecto alguno pese a la millonaria inversión”, reflexionó.

La gobernación también prevé efectuar a partir de marzo un catastro vitivinícola, no puede ser posible que hoy nadie en Tarija sepa cuál es la cantidad exacta de hectáreas con uva, cuántas con uva de mesa, viníferas y en qué variedades.

“El catastro permitirá saber la extensión de tierra y la cantidad de uva que se produce, la cantidad de agua existente, la vid es y seguirá siendo en Tarija, el principal motor del desarrollo económico de este departamento”, enfatizó.

El catastro permitirá contar con información precisa y moderna, que los datos anualmente se puedan actualizar a través de información aerofotogramétrica, que este rubro no sea manejado en las oficinas solamente, sino de manera más técnica y científica, concluyó.

Fernando Barral Zegarra

Sé el primero en comentar en «Seis comunidades utilizarán el PROSOL para instalar una fábrica de jugo de uva y derivados»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: