Apicultores ven gran potencial en esta actividad económica

La apicultura es un rubro económico que va creciendo en el departamento de Tarija y que tiene buenas perspectivas de desarrollo considerando que la miel tarijeña es muy apreciada en el resto del país, por sus variados sabores y propiedades.

Muchas familias, principalmente campesinas, están viendo en la apicultura una opción para la generación de ingresos extras, y otros buscan dedicarse exclusivamente a la producción de miel.

Walter Ciro Portales es uno de los pioneros en el rubro de la apicultura en Vallecito Ruiz, frontera, con la provincia O’connor, donde hace 6 años inició esta aventura que conforme pasan los años le va dando no sólo réditos económicos, sino también en el aspecto profesional gracias a ideas innovadoras que ha ido poniendo en práctica estos años y que le han significado al momento grandes satisfacciones.

Él explica que hace seis años la Alcaldía de Cercado dotó de una caja de abejas a 14 comunarios y les dio una capacitación elemental para que inicien esta actividad, sin embargo con el paso del tiempo los beneficiarios fueron perdiendo su colmena y sólo 4 se han mantenido activos.

Uno de ellos fue él, y reconoce que en un comienzo fue difícil porque no tenían el conocimiento adecuado, ya que pese a que la Alcaldía les dio una capacitación no fue suficiente. “La llevamos, fue algo increíble, porque teniendo esa semejante extensión de terreno que lo utilizamos como zona ganadera, frutícola, producimos ciruelo, manzanas. Es un lugar con mucho potencial para la apicultura, hace 6 años cultivamos esa cajita y se volvió una pasión”, recuerda emocionado.

Portal cuenta que el primer año, 2011, la producción de su panal fue de 18 kilos y al segundo año produjo 22 kilos, lo que le motivó a buscar capacitarse por cuenta propia, ya que inicialmente acudió al municipio para pedir una capacitación más especializada, pero le pedían que presente un proyecto, así que optó por capacitarse por cuenta propia. “Empezamos a capacitarnos con libros, con Internet, de Europa me mandaron CD’s y empezamos a cultivar 10 cajitas y tuvimos un gran problema para comprarlas porque en esa época, la caja y abejas costaba unos 1.400 bolivianos entonces utilizamos el potencial del lugar y fabricamos nuestras primeras cajas rústicas, y así comenzamos con la innovación en este trabajo”, comentó.

Recuerda que al tercer año de dedicarse a esta actividad, aprendieron a obtener las abejas reinas y pensó que con esto ya lo habían logrado todo, pero hubo nuevos problemas y desafíos, muchas abejas enfermaron y murieron, por lo que nuevamente tuvo que buscar más capacitación y en el cuarto año pusieron 40 cajas. “El quinto año tuvimos una máxima capacitación, gracias a Fautapo que nos facilitó ir a la conferencia Mundial Apimundo en Argentina y luego realizamos otros viajes a Lima, y aquí a nivel nacional también asistimos a varios eventos y nos fuimos nutriendo de información, y los bolivianos también podemos ser innovadores, creadores y saqué otros tipos de cajas, la caja en U, la caja en L, la caja vertical”, recuerdó.

Por ello, en el quinto año dejaron de incrementar el número de cajas y comenzaron con las pruebas de este nuevo tipo de cajas, que según explica le ha dado muy buenos resultados y su anhelo es de que en unos tres años más puedan lograr tener unas 500 a 1.000 cajas.

Explica que las cajas horizontales que son las que se usan en el mundo rinden unos 25 a 30 kilos de miel por cosecha, pero que en las cajas en U y L se podría llegar a producir unos 50 kilos de miel.

El único inconveniente de este tipo de cajas es que generan enjambres de abejas muy grandes, y no se pueden usar en lugares poblados o donde hay ganado porque podrían matar fácilmente a una persona o animal, pero en sus tierras no hay inconveniente porque tiene muchas zonas de pastoreo. “Allí no hay problema porque el ganado está alejado, son cajas peligrosas, son superenjambres que se van formando, y seguimos con esa inquietud de hacer de Tarija un potencial, y Vallecito Ruiz que es un potencial en la manzana, el ciruelo y el ganado convertirlo también en un potencial en la apicultura”, dijo emocionado.

Sin embargo, lamenta que los demás comunarios de Vallecito Ruiz no tengan esa inquietud y esa visión de futuro en el rubro de la apicultura, considerado el gran potencial que tiene la región que lo hace un lugar ideal.

Señala, que por ejemplo, al ser una región predominantemente ganadera, y frutícola, los campesinos no usan los peligrosos agroquímicos que provocan la muerte de las abejas. “Si se mueren las abejas hasta el planeta va empezar a agonizar porque no habría frutas, es decir, quien poliniza los campos, son las abejas y se están muriendo especialmente en los campos, en los viñedos donde se usan muchos agroquímicos, los pesticidas. En cambio allá, estamos trabajando de una manera más natural”, mencionó.

Finalmente, Portales considera que para que haya más desarrollo en este rubro se precisa no sólo la dotación de cajas, sino también, y muy particularmente, una mayor capacitación.

Considera también que un centro de acopio donde pueda obtener la cera que necesitan las abejas para formar su colmena es muy importante, porque al momento tienen que usar cera argentina.

Ayuda del municipio

A fines de septiembre el municipio entregó cajas para colmenas a varias asociaciones de productores del departamento.

El alcalde Rodrigo Paz Pereira, remarcó que Tarija tiene un gran futuro en el rubro de la apicultura, que por otro lado coadyuvará también en el tema medioambiental.

La representante una de las asociaciones de apicultores de Tarija, Miriam Foronda, agradeció el miércoles al alcalde municipal la iniciativa de apoyo integral hacia este sector que les permitirá crecer y diversificarse. “Nos van a proporcionar también un centro de transformación de acopio, dónde se va a acopiar y se va a transformar, se va a poder sacar varios productos de la colmena, lo que es muy importante para nosotros los apicultores”, remarcó.

Foronda destacó también que los usos de la miel y sus derivados son muy variados, ya que por un lado está el aporte alimenticio y por otro el valor medicinal y cosmético que tiene la miel así como los demás productos derivados de la colmena. “Vallecito Ruiz es un lugar con mucho potencial para la apicultura, hace 6 años cultivamos esa cajita y se volvió una pasión”, finalizó.

CAPACITACIÓN

Portal cuenta que el primer año, 2011, la producción de su panal fue de 18 kilos y al segundo año produjo 22 kilos, lo que le motivó a buscar capacitarse por cuenta propia, ya que inicialmente acudió al municipio para pedir una capacitación más especializada, pero le pedían que presente un proyecto, así que optó por capacitarse por cuenta propia. “Empezamos a capacitarnos con libros, con Internet, de Europa me mandaron CD’s y empezamos a cultivar 10 cajitas y así comenzamos con la innovación en este trabajo”, comentó.

MARIELA QUIROGA

Sé el primero en comentar en «Apicultores ven gran potencial en esta actividad económica»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: