Enfermos renales reclaman mayor cantidad de equipos de diálisis

El miércoles el representante de los enfermos renales de Tarija, Julio Urzagaste, explicó que faltan equipos de hemodiálisis para atender a los numerosos enfermos que hay en la ciudad, considerado que la cantidad de equipos que hay actualmente no abastece la creciente demanda.

Urzagaste lamentó la muerte de 5 pacientes que recibían atención de hemodiálisis, porque debido a la cantidad de pacientes no se puede dar el tratamiento como corresponde de acuerdo a los protocolos médicos.

Recordemos que una persona debe hacerse hemodiálisis, cuando sus riñones han dejado de funcionar, y debe realizarse tres veces por semana para poder mantenerse estable.

Los enfermos que necesitan hemodiálisis dependen de esta para vivir, pues de no recibir el tratamiento el cuerpo es incapaz de purificar la sangre y llegan a morir por la intoxicación. “Debo indicar que nos encontramos desesperados, la situación es cada vez más alarmante, el incremento de enfermos es constante con decirles que este mes de julio se han registrado más de 10 nuevos enfermos, han fallecido cinco porque no recibimos el tratamiento como debe ser como lo manda la medicina“, aseveró.

Urzagaste hizo un llamado desesperado a las autoridades, y dijo que los enfermos ni siquiera pueden hacer una marcha de protesta, debido al delicado estado de salud que tienen, y reconoció que hizo un gran esfuerzo para poder dar a conocer a los medios de prensa la difícil situación en la que se encuentran. “Actualmente estamos más de un mes con una máquina arruinada y se incrementan los enfermos, entonces la situación es desesperante, ya no sabemos qué hacer, no tenemos a dónde acudir para que las autoridades entiendan nuestra situación y nos brinden un apoyo“, dijo con lágrimas en los ojos.

Visiblemente conmovido, explicó que sus compañeros tienen cuadros de salud muy delicados y lamentó que hasta la fecha las autoridades sólo les han dado falsas esperanzas. Dijo que no hubiera querido señalar a ninguna autoridad por la falta de atención a los pacientes renales, pero que es necesario explicar que el alcalde de Cercado, Rodrigo Paz, no ha mostrado señales de querer solucionar estos problemas y darles una vida digna, ya que no asiste ni responde a las solicitudes de los enfermos.

“Lo que quiero pedir de forma urgente a las autoridades tanto gobernador como alcalde de que esta semana por lo menos luchen para conseguir, una máquina o dos más para hacer frente al crecimiento de enfermos renales. Mis demás compañeros no me acompañan porque están delicados esta enfermedad no es tan fácil, aquí me ven parado pero estoy temblando, tengo que sacar fuerza de donde no hay para efectuar los reclamos y que seamos escuchados por las autoridades”, remarcó.

Señaló que es urgente la adquisición de una o dos máquinas de hemodiálisis para el hospital Regional San Juan de Dios, debido a que las máquinas que tiene el hospital se arruinan constantemente, lo que origina que se altere el cronograma de atenciones, con el consiguiente perjuicio para los pacientes. Considerando que este tipo de atención es de vida o muerte.

En este sentido, ha señalado que se está incrementando el número de enfermos y que las máquinas del hospital se arruinan a cada rato por lo que solicitan a las autoridades el apoyo que puedan darles.

En medicina, la hemodiálisis es una terapia de sustitución renal, que tiene como finalidad suplir parcialmente la función de los riñones. Consiste en extraer la sangre del organismo a través de un acceso vascular y llevarla a un dializador o filtro de doble compartimiento, en el cual la sangre pasa por el interior de los capilares en un sentido, y el líquido de diálisis circula en sentido contrario bañando dichos capilares, así, ambos líquidos quedan separados por una membrana semipermeable.

Este método consigue la circulación de agua y solutos entre la sangre y el baño para, entre otros fines, disminuir los niveles en sangre de sustancias tóxicas cuando están en exceso y que elimina el riñón sano, por ejemplo el potasio y la urea.

En pacientes oligúricos o anúricos también se programa la eliminación de una cantidad de agua de la sangre, ya que se va acumulando en los periodos interdiálisis por incompetencia del riñón (fallo renal).

Sé el primero en comentar en «Enfermos renales reclaman mayor cantidad de equipos de diálisis»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: