El arte, la cultura y sus espacios

Un viaje de tres días en fin de semana a la ciudad de La Paz, Cochabamba, aún Sucre y Potosí, muestran la agenda cultural que tienen departamentos que están en franco desarrollo de las artes, en sus diversas expresiones. La variedad es exquisita, pues las agendas marcan presentaciones para todos los gustos, edades y  placeres (satisfacciones artísticas).

Estos paseos por estas 4 capitales en diversos momentos del año, me dejaron un sabor de cuestionamiento personal y local sobre nuestra capital, el Gobierno Municipal pretende proveer de un despegue vertical en turismo, la Gobernación Departamental tiene la misma intención, empresarios privados que tienen proyectos, planes y propuestas, aún, organizaciones comunitarias con estos deseos.

Esfuerzos aislados que dan algunos resultados, en ocasiones productivas, pero en la mayoría de los casos se diluyen en las intenciones, pues se trata de esfuerzos aislados que nos dejan sabor a muy poco en la boca, porque el incipiente negocio del turismo queda en eso… incipiente.

Porque abordar este tema?… seguramente es la pregunta que todos nos hacemos y casi todos contestamos con la misma frase, después del gas sólo nos quedará el Turismo, pero al parecer nadie está haciendo lo que debe hacer para sembrar las regalías del gas en este proyecto que suena banal, pero que será la solución cuando el gas se acabe.

Es una obligación hacer comparaciones, hasta el 3 de Diciembre del presente año, 185.000 turistas visitaron Salta, una vecina, que tiene las mismas características y tradiciones históricas, culturales y folklóricas, que nuestro departamento. A Tarija llegaron en el mismo tiempo alrededor de 5.500 turistas, los números son claros.

Suponiendo que cada uno de los turistas gasta $us. 2.000, tendremos en Salta, solamente en el caso de turismo un ingreso anual de $us. 370 millones, en Salta el turista encuentra un destino turístico por la oferta que hace la ciudad y permanece por lo menos 5 días, por eso se calcula el gasto en ese monto.

En Tarija la visión es distinta, porque el turista solamente pernocta una noche, porque en un sólo día concluye su recorrido turístico por las ofertas que tiene en la ciudad, entonces los ingresos se aproximan a los $us. 300, tendremos de manera optimista un ingreso de $us. 1.630.000, entonces la diferencia es clara.

¿A qué se debe las diferencias? A las inversiones desde luego, el presupuesto de turismo de la gobernación de Salta es superior a $us. 50 millones, el de la gobernación de Tarija alcanza a $us. 692.000. He ahí las diferencias. Un departamento que tiene más de $us. 500 millones en su tesoro departamental, no puede invertir en el desarrollo de la industria sin chimeneas.

Condiciones tenemos, el clima es benigno con esta tierra, los atractivos naturales de la misma manera, el carácter del Chapaco es alegre y hospedador, entonces que nos falta? Solamente decisión de autoridades de turno para encarar proyectos de envergadura que puedan hacer de este departamento uno de los más requeridos por las guías turísticas nacionales e internacionales. Un pequeño ejemplo se puede tomar de Tupiza a escasos 190 km. De esta capital, su flujo turístico anual oscila entre 12 y 14.000 visitantes, con las condiciones económicas mencionadas, porque la ciudad se ha coinvertido en el centro para distribuir a los turistas hacia los Lipez y Uyuni.

¿Podremos hacer lo mismo?… el desafío está lanzado, las autoridades de turno tienen la sartén por el mango y la billetera en el bolsillo de atrás, es tiempo de invertir los recursos en algo que genere bienestar común para todos los tarijeños.



Sé el primero en comentar en «El arte, la cultura y sus espacios»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: