Exceso de información y periodismo digital

“El exceso de información”, es uno de los fenómenos por los que atraviesa la sociedad actual, pasamos de una etapa carente de información a una sociedad conectada a una masa gigantesca de información que en muchos casos puede perder el sentido y la utilidad.

La primera señal de exceso de información es la multiplicación de las fuentes; los canales de información que se convierten en fuentes para la masa de los están determinados, prensa, radio, televisión e Internet, incluyéndose al cine.

En este contexto el periodista contribuye a este flujo y aumenta su caudal, es por ello que tiene una radical importancia analizar el tema de la sobrecarga de información, camino en el que sigue siendo imprescindible proporcionar más información a la sociedad, pero ¿qué tipo de información?.

La información pública es dada por los periodistas que trabajan en los medios de comunicación masiva, estos escogen los temas y los enfoques, en algunas ocasiones reportan lo dicho por las autoridades gubernamentales, políticas, empresariales y la sociedad civil, todas estas noticias pasan por un filtro que puede revelar la seguridad o inseguridad de la precisión en la información.

En este ejercicio es de suprema importancia integrar en la producción de información a los receptores a los cuales se dirigen los medios, ayudándolos a interesarse por lo que sucede en su entorno, esta forma de periodismo fue claramente identificado, definido y practicado en Estados Unidos como Periodismo Público.

El lenguaje de cada medio es particular, sin duda la redacción en prensa no puede ser igual en Internet; este como un medio de comunicación tiene la capacidad de integrar imágenes, sonido y texto en un mismo espacio virtual, su presentación  requiere de una formación nueva y de prácticas profesionales muy distintas a las que hemos aprendido en las escuelas de periodismo o en las salas de redacción.

Este fascinante mundo de la tecnología permite integrar digitalmente y hacer creer que uno se sumerge del todo en un mundo virtual, con el paso del tiempo la especialización en periodismo digital será imprescindible para medios que manejan páginas Web y quieren hacerlo con excelencia y profesionalismo.

Hoy en día los periodistas comienzan a practicar el blog como un medio de expresión más libre, que complementa sus artículos tradicionales, logran conservar el rigor profesional al que están acostumbrados y añadir un cierto tono y puntos de interés más personales.

La web permite (gracias a sus bajos costos) el florecimiento de nuevas expresiones de calidad periodística que no pasan por los medios tradicionales. Pueden ir desde sitios comunitarios locales, hasta periodistas vueltos convertidos en bloggers.

Uno de los problemas es cómo mantener la calidad periodística a la cual han permitido llegar las formas tradicionales. Esto nos lleva a otra pregunta, no menos importante: ¿dónde se puede refugiar el periodismo de calidad en la web?

De la misma manera que hace falta encontrar una forma de expresión, una retórica adecuada al nuevo medio que es la red, es preciso inventar un nuevo modelo económico para que quienes publican contenido en ella logren sobrevivir y prosperar.

El cambio radical en la red es que las ganancias pueden depender ya no del éxito de un paquete de información —como un periódico, una revista o un programa de televisión o radio— sino de las notas individuales.



Sé el primero en comentar en «Exceso de información y periodismo digital»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: