Diciembre y sus esperanzas

Estamos al cuarto día del último mes del año, Diciembre, mes emblemático por las connotaciones que tiene el dígito número 12 del calendario Gregoriano, connotaciones a las que nadie puede escapar o sencillamente dejar pasar, pues en el mismo se digiere todo lo planificado para aplicar durante un año, se hace un balance de lo bueno y de lo malo que tuvo independientemente cada uno de los ciudadanos de este valle, diciembre señores, es ceremoniosamente diciembre.

La actividad comercial se incrementa en estos días, porque desde luego habrá pago de aguinaldos en el sistema de la administración pública y privada, para gastarlo en necesidades del hogar por un lado aquellos que viven independientemente y en soledad para suplir algunas necesidades y darse algunos gustos y los menos que ganan más, para gastar en regalos para sus mujeres, hijos, sobrinos ahijados y aún alcanzará para el hijo de la empleada como en el caso de explotación laboral de Alemania.

Pero en el conglomerado mayoritario se debe observar la pobre ejecución presupuestaria del departamento más rico del país, más de Bs. 4.700 millones y la gente que gobierna esta tierra no sabe dónde acomodar estos dineros, por lo que buscan la manera más infantil de “malgastarla” en una serie de eventos que desde luego dejan secuelas, colas y grabaciones de video y audio comprometiendo de manera directa  autoridades que tienen la misión de llevar adelante el departamento en un esquema de fuerza pujante conjunta, lo que desde luego es sólo un sueño y no se cumple.

Pero diciembre sirve también para hacer evaluaciones personales, cuáles fueron las metas fijadas al empezar este año?…, se alcanzó por lo menos un 70% de la meta trazada personalmente?, desde luego que la pregunta es para cada uno de los que lee este editorial, haga un alto en sus tareas, inspire profundo y mientras trabaja, vaya haciendo una evaluación de su recorrido por el 2012.

La cuenta regresiva para ingresar al 2013 ya empezó solamente faltan 27 días para que termine este año que se fue como el viento, momento de sentarse y hacer una evaluación certera y eficaz de los pasos andados este 2012, pero también es momento de planificar el futuro de las acciones a tomar el 2013, una suerte de POA 2013 personal que debe empezar con el primer día del año, que desde luego es perdido, porque es feriado, comprensible, pero el 2, 3, 4, 5 y 6, son días hábiles y deberíamos poner a andar nuestro POA 2013.

Muchos dirán que son días de regocijo, de celebración del nuevo año, de inspiración para empezar bien el 2013 con fuerzas renovadas después de unas vacaciones obligadas en algunos casos y en otros sin vacaciones, pero los días de “toma”, estarán infaltables.

Claro si empezando de la casa no se puede corregir el tema, menos lo harán los hijos. El aparato económico en la gobernación, alcaldía y otras instituciones de la administración pública, recién empiezan a moverse el mes de marzo, después de haber pasado carnaval, claro es un carnaval administrativo que nos deja con imagen de… “nos quitaron el mar en carnaval?…

En fin es diciembre y el inicio de este mes debe ser reflexivo para unos como para los otros, hoy estamos pensando en lo poco que se ha gastado en el departamento, ojalá que mañana podamos celebrar en albricias el haber gastado más de lo que el “FONDO PATRIÓTICO”, se comió este 2012.



Sé el primero en comentar en «Diciembre y sus esperanzas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: