Un desarrollo ejemplar

Cuando uno llega a la fronteriza ciudad de Yacuiba, puede darse cuenta que está ingresando a un pueblo en pleno desarrollo, sólo basta con mirar y se tiene la respuesta, esta nace del gran movimiento económico que en sus calles se puede percibir, construcciones por doquier, obras de gran envergadura que están promoviendo las inversiones de los dineros que recibe esta provincia como consecuencia de recibir el 45% del 11% de las regalías departamentales que recibe Tarija.

Se preguntaran de dónde, por qué y cómo?… pues con el empeño de sus propios habitantes. Qué envidia deben sentir los asambleístas departamentales cuando visitan este girón patrio, en una suerte de caleidoscopio provincial encaminado a ciudad con impulsos de departamento.

Nosotros nos preguntamos también como lo hicieron, como hacen para que se pueda invertir los recursos de esta provincia, en el desarrollo armónico de por lo menos esta primera sección. Y la respuesta sale pronta de cada uno de sus habitantes, “Asambleístas regionales y Ejecutivo firmaron un pacto por el Gran Chaco, en el que se comprometieron a viabilizar todos los proyectos de desarrollo de esta región, sin importar que los asambleístas vistan poleras azules, verdes, rojas o rosadas, simplemente viendo el desarrollo del pueblo y beneficio para sus habitantes”.

La pobreza está quedando lejos, la presencia del ejecutivo seccional o “Gobernador” regional Marcial Rengifo como lo llaman los yacuibeños, la del alcalde Carlos Bru y la de la Asamblea Regional, son la punta de lanza y avance en este caso, con las intenciones de sacar adelante una región que empieza a ser una gran ciudad. Calles pavimentadas, semaforización  moderna, servicios básicos completos y una ciudad que se embellece en sus atractivos turísticos, que más se puede pedir?… trabajo, también hay, solamente el que tiene la flojera pegada a su espalda se escapa de las miles de oportunidades laborales existentes en este girón patrio.

Y para completar el panorama, se está haciendo una obra de envergadura gigante con una inversión de más de $us 700 millones, la Planta Separadora de Líquidos que ya tiene un avance significativo en el movimiento de tierras y trabajo de la planchada, obreros chaqueños son los que están trabajando en la construcción, más de 200 a la fecha y conforme vaya avanzando el plan se seguirá tomando mano de obra de la región con intenciones de favorecer la eliminación de la pobreza.

Digo yo, con todo esto, que más se puede pedir?… solamente la firmeza ciudadana para apoyar el desarrollo integral de esta región que está creciendo de manera impresionante y con una planificación urbana interesante.

Nuestra sorpresa y nuestro total respaldo al desarrollo de una región en la que sus autoridades comprendieron que es necesario dejar las venganzas de politiquerías absurdas, para pensar en que se debe dejar un futuro sembrado para nuestros herederos… en Yacuiba lo comprendieron así y van avanzados.

Gestores de la politiquería en Tarija, no será bueno tomar ejemplo de esta decisión chaqueña?… hagamos algo por este suelo que amenaza con quedarse a vivir a fuerza de rosquete, cangrejos y misquinchitos.

e�8 ah�؎�ación de asentamientos en tierras fiscales y privadas es una clara expresión de ello. Y no solo se trata de violar en impunidad normas legales, sino a todos aquellos arreglos institucionales y sociales que regían nuestra vida pública y que aún sin estar escritos constituían verdaderos códigos de conducta.

Anomia colectiva en la medida que estas conductas, cuando menos indolentes, van haciendo presa a todos los espacios de convivencia ciudadana. Así, cruzar sin el menor empacho un semáforo en rojo, tocar bocina a diestra y siniestra, insultar por los medios de comunicación sin el menor decoro o vociferar consignas concebidas en el odio, se van convirtiendo progresivamente en formas aceptables de relacionamiento social.

En suma, como sociedad estamos en un punto de inflexión y mientras no seamos capaces de generar una visión compartida de región, es decir un imaginario común de futuro o un proyecto colectivo de sociedad departamental, que guie la inversión pública, que se transforme en políticas públicas, pero sobre todo que oriente los esfuerzos creadores de la sociedad, difícilmente podremos salir adelante. También habrá que restituirle a la política su primigenio sentido, es decir el de un ámbito ético de creación de bienes públicos y de sentidos compartidos. Todo eso solo se logrará con un pacto político e institucional que nos viabilice como región.



Sé el primero en comentar en «Un desarrollo ejemplar»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: