Central de Cercado, Lino y el gran escape

Este miércoles los campesinos de varias comunidades de la central de Cercado, llegaron hasta el centro de la ciudad, en una marcha multitudinaria que reclamaba atención del gobernador interino a muchos compromisos suscritos con anterioridad y no cumplidos desde luego, provocando el reclamo de este sector social, que derivó en una encerrona a la autoridad interina primeramente en su despacho y posteriormente en un intento de fuga, en su vagoneta con vidrios polarizados.

Los campesinos cercaron al gobernador interino en su vagoneta cuando este, pretendía escapar de las exigencias que no fueron atendidas en muchos años sobre una petición de 14 puntos, después de anunciar una reunión con una comisión, la autoridad departamental salió por la puerta de escape de la gobernación, aledaña al coliseo Luis Parra.

Los campesinos apercibidos rodearon la movilidad que escapaba en retro y pretendían volcarla, tanto la policía como el chofer aseguraban que no había nadie adentro pero después de volver hasta la puerta de escape, el gobernador interino, bajo por medio de un callejón formado por los policías, para ingresar al edificio.

Pero la aventura no queda ahí, sino que nuevamente Condori, escapó pero esta vez por la puerta de salida del coliseo, la que da a la plaza frente a la catedral, despistando definitivamente a los campesinos que no se movieron de la gobernación.

Este jueves por la mañana el gobernador interino negó que estuviera escapando, depositando toda la culpa en la cabeza del Ejecutivo Seccional de Cercado o subgobernador de esta provincia, señalando que él los atendió amigablemente y conversaron fluidamente hasta darle solución a problemas que no son de su competencia sino de Alfonso Lema Grosz “Pica”.

Lo risible y tal vez lo más irónico de este pasaje es la cara de tonto con la que ven al pueblo de Tarija, las autoridades de turno en la gobernación departamental. Después que un canal local hiciera un sondeo sobre la atención de puertas abiertas a la población de esta gestión, se pudo constatar que un 89% no cree en tal mentira.

La ingenuidad con la que se pretende mentirle al pueblo, es tan desfachatada que hasta un niño que observó las imágenes de televisión se da cuenta de las intenciones del ocupante de la vagoneta y de campesinos que la rodearon.

La duda debiera ser más común, escaseando los criterios de certidumbre lógica; la primera actitud, sin embargo, es una adhesión a lo que se presenta a nuestra experiencia. La manera primitiva de pensar las cosas consiste en creerlas tales como las sentimos; los niños, los salvajes, los ignorantes y los espíritus débiles son accesibles a todos los errores, juguetes frívolos de las personas, cosas y circunstancias.

Cualquiera desvía los bajeles sin gobierno. Esas creencias son como los clavos que se meten de un solo golpe; las convicciones firmes entran como los tornillos, poco a poco, a fuerza de observación y estudio. … Vivir arrastrado por las ajenas equivale a no vivir. Los mediocres son obra de los demás y están en todas partes: manera de no ser nadie y no estar en ninguna.



A %d blogueros les gusta esto: