El presidente Evo, la caca y el Imperio

En un acto en el que se recordaba el Día de la Descolonización boliviana, el presidente Evo Morales afirmó que el dejar la dependencia de Estados Unidos fue un avance descolonizador y que, a diferencia del pasado, hoy “tener relaciones con la embajada de Estados Unidos es como una caca (excremento)”.

Morales recordó que cuando gobernaban los “neoliberales” era necesario el aval del país del Norte para designar a ministros y comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía, lo que muestra –dijo- la colonización y dependencia que existía y que no era sólo en lo político, sino también en lo económico.

Desde que es presidente Evo, la descolonización avanzó al punto que ahora entre los militares y policías hay “miedo” cuando se trata de mantener estas actitudes del pasado, miedo que puede ser traducido en sometimiento, descolonización y cambio de sometimiento, a un socialismo indigenista, pero igual sometimiento.

El presidente Morales dijo textualmente: “Ahora tratar de tener relación con la embajada de Estados Unidos, como policía o militar, ya da miedo, si uno tiene relación con la Embajada es mal visto. Antes era todopoderoso el que tenía buenas relaciones y algunos oficiales de las Fuerzas Armadas y de la Policía iban allá a tener buenas relaciones. El que tenía buenas relaciones con la embajada de Estados Unidos (era) así como admirado; ahora, perdón la expresión, tener relación con la embajada de Estados Unidos es como una “caca”, esto tenemos que profundizar y así nos vamos a descolonizar”.

Sobre estas declaraciones que hacen agachar la cabeza a quien tiene tres dedos de frente para razonar, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, buscando suavizar el exabrupto, dijo que con esa expresión, Morales se refirió a la forma en que antes Estados Unidos encaraba su relación con Bolivia.

En sus propias palabras señaló: “Se refiere a una relación fundamentalmente basada en la arrogancia, en el poder militar, una relación unilateral que en el pasado se caracterizaba por imponer decisiones políticas, económicas, militares, de seguridad….En el ciclo neoliberal, toda la estructura burocrática del Estado estaba al servicio de los intereses de Estados Unidos”

Destacable la experiencia con la que habla el ex militar y edecán de Hugo Banzer Suárez y también instruido por las fuerzas del “Imperio” (EE.UU.), pues conoce las formas de trato y de relación con el país del Norte, en el ámbito militar, político y económico.

Lo cierto es que Evo mete la pata una vez MAS. Cómo reaccionará el imperio al saber que es tratado como un excremento? Y las aseveraciones no solamente están dirigidas al país y aun al estarlo, engloban a sus gobernadores e instituciones. Se callará la administración Obama? O tendremos la respuesta que nos merecemos con el presidente que ostentamos?

Son respuestas que solamente las recibiremos con el correr de los días y creo que no serán muchos, para que las sanciones que acostumbra a poner el país del Norte, a quienes no encajan en su sistema lleguen, más pronto que rápido.



A %d blogueros les gusta esto: