La Gobernación sabía de la fuga de Pablo Cossío, parte II

La información de que autoridades y funcionarios de la Gobernación del departamento autónomo de Tarija tenían conocimiento de que Pablo Cossío Cortez, hermano del suspendido gobernador de Tarija, Mario Cossío Cortez, había dejado las fronteras del país a los tres días, aproximadamente, de haber conseguido dejar el penal de Morros Blancos con un permiso especial, era parte de un plan de desaparecerlo.

Aparentemente, autoridades de la Gobernación, entre ellas el propio gobernador interino, Lino Condori Aramayo, juntamente a otras instancias departamentales estaban gestando un plan con la finalidad de que Pablo Cossío “desaparezca”, no precisamente físicamente, sino, como se conoció oficialmente el pasado 1 de octubre fugándose del penal.

“Había un plan para hacerlo desaparecer, incluso cuando ya estaba guardando detención preventiva en Morros Blancos…” informó a Andaluz una autoridad cercana a la Gobernación y al propio Movimiento Al Socialismo que, por su seguridad, exigió mantener en reserva su identidad por temor a represalias tanto políticas como de cualquier otra naturaleza.

Entonces, además el que autoridades departamentales tenían conocimiento de la fuga de Pablo Cossío doce días antes de cumplirse el plazo para su presentación ante el Juzgado responsable de preservar la ejecución de las penas, incluso el propio secretario de Coordinación de la Gobernación, Darío Gareca, confirmó a Andaluz en una conversación reservada.

Incluso, la sala de Redacción de Andaluz conoció que en una reunión de carácter reservado, donde participaron, además del gobernador interino, Lino Condori, otras autoridades de alto nivel en la que se informó que Pablo Cossío Cortez dejó el país rumbo a la Argentina. En la actualidad existen rumores de que Cossío se encontraría en Paraguay, sin embargo, esta información aún no está confirmada al 100 por ciento.

Este medio, al momento de conocer la existencia de un plan para “desaparecer” a Pablo Cossío, buscó tener conocimiento de que si la ahora exjuez Miriam Flores o alguna otra autoridad judicial habría estado involucrada, el informante dijo desconocer con precisión si esto era cierto, pero, fue reiterativo al señalar que lo que se buscaba era evitar que Pablo Cossío “abriera la boca”.

Mientras tanto el Secretario Ejecutivo de la gobernación Roberto Ruiz al ser consultado por periodistas de este matutino sobre el caso mencionado señalo “sin comentarios”, a pesar de la insistencia para tocar el tema.

De la misma forma, la Secretaria de Justicia de la gobernación Sandra Gutiérrez, no pudo ser habida a pesar de que la reportera de Andaluz, hizo vigilia por más de 50 minutos en su despacho, para responder sobre estas graves denuncias y revelaciones de propios miembros del partido en función de gobierno.



A %d blogueros les gusta esto: