Conformismo o mediocridad

Las dos posturas son lo mismo, porque el conformismo lleva a quitarle la sangre al civismo y el amor por esta tierra y sus instituciones. Sin civismo, sencillamente llega el conformismo y este arrastra a la desidia, que plasma en el ser humano una situación de solamente estar bien personalmente sin importarle lo que puedan sentir o vivir los que están en su entorno.

Bien lo decía José Ingenieros en su “hombre mediocre”, A medida que la experiencia humana se amplia, observando la realidad, los ideales son modificados por la imaginación, que es plástica y no reposa jamás. Los ideales son, por ende, reconstrucciones imaginativas de la realidad que deviene. Un ideal colectivo es la coincidencia de muchos individuos en un mismo afán de perfección. Todo ideal es una fe en la posibilidad misma de la perfección. Hay tantos idealismos como ideales; y tantos ideales como hombres aptos para concebir perfecciones y capaces de vivir hacia ellas. La experiencia, solo ella, decide sobre la legitimidad delos ideales, en cada tiempo y lugar. Sin ideales seria inexplicable la evolución humana. Los hubo y los habrá siempre. Seres desiguales no pueden pensar de igual manera.

Donde han quedado los ideales que nos dieron el carácter de “churo y rebelde”, de desesperados por la igualdad y la verdad, de defensores de la justicia, rompiendo inclusive todas las normas para demostrar la verdad, pero después de ver la marcha que se hizo multitudinaria pro la presencia del transporte, las fuerzas vivas, humanas, aquellas que de a pie conforman la masa que leuda con un poco de levadura, simplemente hicieron eso, pasar.

Pasaron sin detenerse, hablo de organizaciones consideradas sociales y numerosas, pero no se quedaron presentes en el mítin que realizó la cúpula cívica de Tarija, faltaron la Alcaldía, la Gobernación, Fejuve y la COD, solamente pasaron y sus dirigentes como los miembros de las organizaciones no participaron del mítin quedando muy solitario el presidente del Comité Cívico, con la propuesta de posponer el paro cívico.

¿No estamos convirtiendo en un pueblo mediocre? No quisiéramos que esto suceda en Tarija,  Hay diversas denominaciones o términos en el que se define a una persona sin personalidad. El concepto sobre la normalidad humana solo podría ser relativa, el hombre normal sería equilibrado, sino una persona domesticada, pasivo, equilibrado no se relaciona con la pasividad, puesto que la persona tiene tendencias a mejorar a ser una persona tranquila y comprendida.

Hay otras definiciones del hombre mediocre y puede aproximarse de carácter intelectual o estético, un término descripción sobre la mediocridad es que se define como la ineptitud de la persona para ejercitar las más altas cualidades de ingenio.



A %d blogueros les gusta esto: