Violencia escolar se acentúa en escuelas tarijeñas

La violencia escolar o Bullying como se conoce mundialmente, está manifestándose en centros educativos de nuestra capital, si bien antes la problemática se evidenciaba en las escuelas periurbanas, ahora está presente en las escuelas del centro de la ciudad,  el último caso registrado en la escuela San Roque turno tarde, llegó hasta el Ministerio Público, por lo cual las autoridades pertinentes están preocupadas y sancionarán una ley para frenar este fenómeno que parece cotidiano en nuestras escuelas y afectan a nuestros niños señalaron autoridades del municipio.

La concejala Zulma Tapia Vidaurre (UNIR), informó que la violencia escolar en los establecimientos está creciendo, porque ya son muchas las denuncias de las que sabemos, por lo tanto estamos preocupados, como presidenta de la comisión niño, niña y adolecente, elaboramos una ley para que puedan de alguna manera frenar esta situación, que consterna y que preocupa sobre todo a los padres de familia, dijo.

Además indicó que se reúnen con estudiantes de secundaria, autoridades correspondiente del magisterio tanto rural y urbano y personas de la comisión de género, esta ley esperamos aprobarla esta semana, para que de alguna manera puedan frenar esta situación y que los establecimientos puedan tomar en cuenta y poner un freno al asunto, porque uno no sabe al final si nuestros niños vendrán sanos, golpeados o amenazados, y de alguna manera cada establecimiento hará su propio reglamento, para ver la forma de sancionar esta situación, no solamente en centros fiscales sino también en particulares, expresó la concejala.

Consultada si la ley contempla la educación entre padres y docentes Tapia indicó que será todo lo que coordinen con diferentes actores que ven esta problemática, visitando establecimientos y en la junta escolar de padres de familia conozcan esta realidad sostuvo.

MOTIVOS

Por último argumentó que hay una razón del por qué se produce la  violencia en escuelas, quizás por problemas familiares del hogar donde niños miran golpear a sus madres, y experimentan lo mismo en el colegio, reproducen aquella violencia vista en sus hogares, porque sus padres llevan un vida saturada, estresada, y no ven la forma de tratar esta situación que es delicada cerró Tapia.



A %d blogueros les gusta esto: