La producción de cocaína no se detiene

En pasados días en la ciudad de Yacuiba la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico realizo un operativo en el que detectó decomiso más de 50 kilos de cocaína dentro de un tractor de exportación, el mismo día en Tarija, la misma fuerza policial se hizo de 27 kilos de cocaína que estaban en una encomienda, igualmente en la ciudad de Santa Cruz se realizó otro operativo donde incautaron más de 130 kilos de cocaína de la más alta pureza.

Esto es cosa de casi todos los días, lo que demuestra que la lucha contra el narcotráfico está… ¿avanzando?… o es que la producción es más grande y los decomisos se adecuan a la producción interna “bruta”? el representante de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Bolivia (UNODC) Cesar Guedes, dijo: si bien Bolivia está progresando en la erradicación de cocales y en la lucha contra el narcotráfico, sigue siendo uno de los principales proveedores de droga en el vecino país del Brasil. Comentó que el 60% de cocaína consumida por los brasileños es boliviana, situación que preocupa al organismo que representa. Aclaró que según el monitoreo del año pasado, Bolivia tiene 30.500 hectáreas de plantaciones de coca, cuando la Ley 1008 especifica que para el uso tradicional es de 12 mil, sumadas las 8 mil hectáreas de un Decreto Supremo, hay un excedente de 10.500 hectáreas. Sin embargo, a pesar de las adversidades, la UNODC sigue trabajando en el país con asistencia técnica de prevención y monitoreo.

En Sucre pasó otra situación igual, La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) incautó ocho kilos 263 gramos de sulfato base de cocaína. El lunes fue detenido un hombre de 31 años que tenía la intención de trasportar el estupefaciente a la ciudad fronteriza de Villazón puerta de salida a la república Argentina.

En este sentido el comandante General de la Fuerza Aérea de Bolivia (FAB), Liborio Flores, reconoció que no existe la capacidad para ejercer un control total del 100 por ciento del espacio aéreo nacional, razón por la que no pueden contrarrestar la salida de avionetas con cargamentos de droga desde el país. Reportes de la FELCN detallan que incluso empresas brasileñas que realizan vuelos comerciales entre ambos países alquilan esas aeronaves con fines ilícitos, para estos fines son empleadas, casi en la mayoría de los casos, avionetas Cessna 206.

Para evitar este flagelo es que se instituyó la erradicación de la coca en Bolivia, pero desde la asunción de Morales al poder, pareciera haberse frenado al programa, a pesar de ello, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, informó que la Fuerza de Tarea Conjunta en el Parque Nacional Carrasco y comunidades de Yungas de Vandiola erradicaron en el marco de la racionalización de lucha contra el narcotráfico 545 hectáreas. Señalando que con la depuración quedarán en la zona de Yungas de Vandiola, 747 catos de coca de los 979 catos que había anteriormente.

Las acciones desde luego dicen todo lo contrario, pues día que pasa, las incautaciones de la fuerza antidroga son más seguidas y en mayores cantidades, la provisión del polvo blanco es permanente, la muerte tiene su guadaña alzada sobre Bolivia y el estigma del narcotráfico nos tiene marcados en el ámbito internacional.

Nada podrán hacer mientras el Gobierno no se aparte del sometimiento a las 6 Federaciones de cocaleros del Trópico cochabambino, que manejan la estructura de la producción de la “Hoja Sagrada”, que en este caso se convierte en una hoja de maldición cuando está dirigida solamente a la producción de cocaína.



A %d blogueros les gusta esto: