Soluciones financieras para personas particulares

A la mayoría de la gente, no le gusta tener problemas. Tratamos de evitarlos por todos los medios.

Uno de esos problemas es el tener deudas. Las consideramos  como una oscura nube que ensombrece nuestro horizonte.

Sin embargo, a veces, la vida se nos presenta de una manera en que no nos queda otra que acudir a un crédito, o por lo menos, a una solución finaciera que sea fácil, rápida y sin complicaciones.

Pero donde se podría encontrar algo así?

La respuesta es que ahora existen soluciones financieras, que que no exigen mayores condiciones y que van desde los 50 € hasta los 1.200 (que se podrían extender hasta los 3.000 € ) y los préstamos personales que van desde los 3.000 € hasta los 15.000 €.

Las condiciones para obtener estos préstamos varían de una entidad a otra, pero en general se puede decir que las tasas de interés  son  superiores que en los préstamos personales online. En promedio, las tasas pueden estar rondar el 1,1% diario y los TAE  pueden variar entre un 42% y un 160%.

Solicitar solución de este tipo es fácil y rápido. La solicitud se hace por internet y toma menos de 20 minutos. Una vez que se recibe la documentación, se aprueba el crédito de inmediato y se procede  a ingresar el dinero en la cuenta del solicitante.

El solicitante deberá ser mayor de edad; tener una fuente de ingresos que garantice la devolución del préstamo; residir en España y no tener otras deudas pendientes.

Los documentos que se requiere presentar son: copia del DNI, NIE o pasaporte y nómina, pensión, prestación por desempleo, o justificación de ingresos de un autónomo.

En ocasiones se pide algún documento donde se muestre el número de cuenta bancaria del solicitante para verificar que la cuenta donde se hará el depósito está a su nombre.

El plazo para la devolución de este tipo de crédito varía de acuerdo al monto que se solicita.  Si son importes bajos, se pueden devolver entre uno y dos meses,  normalmente en un solo pago. Los montos superiores, se devuelven en cuotas mensuales de hasta 3 años.

Todas las empresas que se dedican a este rubro, deben cumplir con la Ley de Comercialización a Distancia de Servicios Financieros Destinados a Consumidores, así como la Ley de Contratos de Créditos al Consumo, de manera tal que se garantizan los derechos del consumidor.

Sé el primero en comentar en «Soluciones financieras para personas particulares»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: