El VAR en el fútbol, ¿ha logrado impartir justicia?

La llegada del VAR ha representado el cambio más notorio y drástico que ha recibido el reglamento del fútbol desde la implementación de la ley del fuera de juego, hace unas cuantas décadas atrás.

Sin embargo, desde su debut en el pasado mundial de Rusia 2018, han surgido varias opiniones acerca del rendimiento de esta nueva herramienta que, aunque se apoya en la tecnología como máxima aliada, sigue siendo controlada por humanos.

¿Qué es el VAR?

El significado de sus siglas lo deja clarísimo, Video Assistant Referee, un nuevo recurso que podrá utilizar el cuerpo arbitral del partido para asistir al árbitro principal, teniendo la posibilidad de revisar las decisiones tomadas en jugadas que involucren la anotación de un gol, un posible penal, una posible tarjeta roja directa o confusión de identidad.

No obstante, los problemas que ha presentado el VAR no están en su concepto como herramienta de asistencia para el árbitro principal, sino en su aplicación.

La llegada del VAR ha hecho los partidos más largos.

La primera queja de los detractores del VAR gira en torno al tiempo perdido durante cada posible intervención del asistente de vídeo, ya que se pueden llegar a tomar más de 5 minutos (una eternidad en términos futbolísticos) en revisar y corregir una decisión.

Situaciones así, lógicamente, cortan abruptamente el ritmo de juego que lleva el partido hasta antes de la jugada polémica, aspecto en el que el VAR debe ser perfeccionado para ganar la aceptación de muchos que aún no están conformes.

Como última consecuencia de este punto, ha sucedido que en algunos partidos se están añadiendo más de 7 u 8 minutos de reposición, una cantidad que era impensable para un partido de desarrollo “normal” antes de la implementación del VAR.

Gritar gol ya no asegura un tanto en el marcador.

La llegada del VAR ha servido para anular una enorme cantidad de goles ilegales que, sin la presencia de esta herramienta, hubiesen subido el marcador, eso está más que claro.

Sin embargo, esta constante revisión de los goles tras la anotación de los mismos es capaz de provocar cierta incertidumbre en los aficionados e incluso en los mismos jugadores, ya que cada tanto está sometido a la posterior evaluación del VAR, pudiendo ser anulado y dejado sin efecto.

Con la llegada del VAR, muchos gritos apasionados de gol han sido en vano, causando una emoción de desazón inédita en todos los años que tenía este deporte antes del VAR.

De hecho, no sería de extrañarse que las casas y páginas de apuestas opten por colocar opciones que incluyan al VAR dentro de las posibilidades para apostar. Por ejemplo, una opción que te permita intentar atinar cuántas veces será utilizada la herramienta en el partido.

Dicho sea de paso, si te interesa conocer un poco más sobre el mundo de las apuestas y Sportsbet.io noticias de fútbol en general, no dudes en entrar a Sportsbet.io, un magnífico sitio de apuestas deportivas que ofrece múltiples posibilidades para que demuestres tu sabiduría del deporte, mientras también ganas dinero.

El VAR ha generado nuevas emociones en los partidos.

Más allá de lo anterior, es indudable que, por más eternos que puedan parecer esos segundos o minutos en los que toma el VAR para deliberar sobre una decisión, esos momentos despiertan también nuevas emociones que antes no existían en el fútbol, no al menos de una forma tan prolongada.

Esa sensación de esperanza al ver que el árbitro espera el veredicto sobre un posible gol anulado que significaría la derrota de tu equipo o por el contrario, convalidar el gol de la victoria, es un valor agregado que le ha traído el VAR al fútbol, con todo y sus defectos. 

Entonces, ¿ha logrado su objetivo?

Las cifras de goles ilegales anulados gracias a la utilización del VAR en torneos como La Liga o la pasada Copa del Mundo, son la demostración más fiel de que el VAR ha logrado que el fútbol sea más justo de lo que era antes.

Si bien, aún tiene muchísimas cosas que corregir en su aplicación, difícilmente el VAR quede totalmente exento de errores en algún momento, ya que esta herramienta sigue siendo manejada por seres humanos, quienes están sujetos a la posibilidad de error permanentemente.

A pesar de algunos clamorosos e inadmisibles errores, como los cometidos en la reciente Copa América Brasil 2019, el VAR ha logrado hacer al fútbol más justo en la gran mayoría de ocasiones en las que ha sido utilizado.

Por el bien del fútbol, no queda más que esperar que se mejore su aplicación y, de resto, acostumbrarse a ese nuevo cúmulo de emociones que nos dará partido a partido este hermoso deporte por su inclusión.

Sé el primero en comentar en «El VAR en el fútbol, ¿ha logrado impartir justicia?»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: