La historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Bolivia

La historia universal ha sido forjada paso a paso por exploradores, conquistadores o predicadores.

Las historias de los dos primeros grupos son muy bien conocidas por la población puesto que se enseña sobre en ellas en establecimientos educativos de los distintos países.

La historia forjada por el tercer grupo no es muy conocida porque cuando uno se enmarca dentro de una fe o una religión, automáticamente es relegado al espectro que limita a esa fe o religión.

Esto es lo que ocurre con la historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Sin embargo, los predicadores de esta creencia, como muchos exploradores, se lanzaron a la dura tarea de llevar esta doctrina  todos los continentes del planeta.

Uno de ellos fue el continente sud americano y más concretamente a Bolivia, historia que repasaremos a continuación.

Los inicios

La historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Bolivia comienza en la década de los años 20 del siglo pasado.

Sin embargo no fue hasta la década de los años 60, que comenzó a tomar fuerza y a consolidarse la presencia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Bolivia, cuando se inicia con el trámite de legalización de las actividades de esta hermandad, ante las autoridades bolivianas.

Las primeras misiones

Las primeras misiones se instalan en La Paz y Cochabamba.

Un 20 de diciembre de 1964 se bautiza a la primera persona en Cochabamba y semanas después se registra a la primera persona convertida en La Paz.

En 1965 se le otorga el Sacerdocio de Melquisedec al hermano Luis Molina Medrano, quien fue el primer élder boliviano.

A fines de este año, la Misión Andina fue dividida para crearse la Misión Sur Andina con sede en La Paz y jurisdicción sobre Bolivia, el sur del Perú y norte de Chile.

El 10 de noviembre de 1996, se procedió a dar la palada Inicial del Templo de Cochabamba, que está situado en la avenida Melchor Urquidi en Alto Queru Queru.

Expansión

A finales de esta década, las actividades de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se expanden a  Oruro, Santa Cruz, Sucre, Tarija, Trinidad y otras poblaciones menores como Montero y Riberalta de Bolivia donde entre otras cosas, además de la predicación de esa fe, se destaca la donación de equipos médicos a diferentes hospitales.

En la década de los 70 se termina de consolidar la presencia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días en Bolivia con primera estaca, creada en la ciudad de Santa Cruz el 14 de enero de 1979.

Dos meses después se crearía la segunda estaca en la ciudad de La Paz.

El 11 de septiembre de 1979 se creaba la estaca de la ciudad de Cochabamba.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha recibido condecoraciones y distinciones de las autoridades  bolivianas por la labor desarrollada en los barrios más pobres de las diferentes ciudades de Bolivia.

Si la obra social y espiritual de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ha despertado su curiosidad y se pregunta qué es el Libro de Mormón, en este enlace encontrará la respuesta

Sé el primero en comentar en «La historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Bolivia»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: