Cuando la Muerte Trae Consecuencias

La negligencia es el descuido u omisión en el cumplimiento de una obligación. Una conducta negligente supone un riesgo para un individuo o para terceros. Así pues, esta sirve como base para imputar delitos de responsabilidad por daños al negligente, los cuáles pueden dirimirse con la obligación de indemnizar al damnificado.

Perder a un ser querido es una de las situaciones más complicadas que existen. Y esta pérdida, se torna mucho más dolorosa si la pérdida de la persona en cuestión se debió a una acción negligente de un individuo. Por ello, para hacer frente a la negligencia y reclamar justiciar, tiene a su disposición al bufete Hilda Sibrian, un abogado de muerte injusta Houston.

Tipología de la Negligencia

Si bien las muertes por negligencia se deben en su mayoría a accidentes de tráfico provocados por conductores negligentes (cometen imprudencias al volante, no respetan la ley o consumen sustancias prohibidas como alcohol o drogas), en nuestra oficina tratamos más tipos de negligencia que pueden llegar a ser incluso más graves que los anteriormente mencionados accidentes en carretera.

Todas las empresas están obligadas a actuar con especial cuidado en lo que se refiere a la seguridad de sus trabajadores. Si estas no disponen de las medidas de seguridad convenientes y sufrieras algún accidente o enfermedad por culpa de ello, tendrías derecho a reclamar una indemnización. Las negligencias laborales se deben generalmente a fallos en los protocolos de seguridad, al mal tratamiento de sustancias químicas o a productos defectuosos que fallan y provocan lesiones.

El ámbito de la salud es uno de los de los más importantes de nuestra vida diaria. Es por ello que existen tantos protocolos médicos. Sin embargo, estos fallan y, como resultado, producen negligencias. Entre las causas más comunes se encuentran la impericia, los errores en diagnósticos e intervenciones quirúrgicas o la prescripción inadecuada de medicamentos.

En último lugar, es preciso indicar que las muertes por negligencia pueden ocurrir también como consecuencia de una trifulca. A pesar de que en estos casos habitualmente se usan términos como la “intencionalidad”, es posible dictaminar negligencia en las personas involucradas.

Un Bufete a Su Servicio

Son ya casi quince años los que Hilda Sibrian ha dedicado a ayudar a las víctimas de negligencia, mediando para que sus seres queridos reciban la justicia que merecen. Basta con una visita a nuestra oficina para comenzar a organizar la acción legal contra una muerte por negligencia. Y es que, a pesar de que no podamos devolverle la vida a un familiar, sí podemos (y debemos) poner todo lo que disponemos a nuestro alcance para le compensen por la negligencia y, por supuesto, no se vuelva a repetir. Tenga la certeza de que en Hilda Sibrian lucharemos por usted.

Muchos de los casos de negligencia no llegan a la corte, ya que las compañías de seguros intentan ofrecer una compensación monetaria alegando “evitar alargar el proceso”. Esta compensación nunca debe ser aceptada ya que la mayoría de veces lo único que pretende la compañía es evitar desembolsar una cifra superior en el juzgado. Para garantizar que se hace justicia es necesario hacer uso de una asesoría legal profesional. Por último, cabe señalar que la legislación de Texas establece que solo los hijos y padres pueden demandar por un caso por negligencia. Así pues, la fecha límite para presentar una demanda es de dos años.

Sé el primero en comentar en «Cuando la Muerte Trae Consecuencias»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: