Detienen a 6 personas por corrupción de menores

El pasado domingo en horas de la noche, aprehendieron a seis personas por el presunto hecho de “corrupción de menores”, vendían bebidas alcohólicas a menores entre 14 a 16 años de edad, en una fiesta social camuflada como privada.

“En operativos junto a la Policía Nacional, la Intendencia, la Fiscalía, la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, se ha tomado conocimiento de una fiesta donde habían muchísimos adolescentes, tanto en la fiesta como consumiendo bebidas alcohólicas”, dijo el director de la Defensoría de la Niñez, Ramiro Pérez.
“Este hecho se ha suscitado en la avenida Circunvalación, calle Gilberto Silvetty, frente al surtidor Don Daniel (…), se ha podido detectar a menores que portaban una manilla que supuestamente era para el ingreso al local, un local de portón grande”, complementó el comandante departamental de la Policía Boliviana, Alfonso Mendoza Arze y acotó “al percatarse de la presencia policial cerraron la puerta abruptamente negando el ingreso a los mismos”.

Pérez agregó que lograron conseguir el permiso del propietario del inmueble por lo que todas las autoridades presentes lograron ingresar y procedieron a la detención de seis personas, que decían ser organizadores de esta actividad; además de detener a varios jóvenes de entre 14 a 16 años.

Los nombres de las personas detenidas son: Kiara Quispe Tinta, Noelia Ibañez Chambi, Wilma Cruz Fuentes, Joaquín Matías Mamani, Joel Ibañez, Cristian Castillo Flores, sostuvo el comandante policial.

Los menores fueron entregados a sus padres, pero tras que se les dio una reflexión para que este hecho no vuelva a ocurrir con sus hijos e hijas.

Antecedentes

Hace algunas semanas, el mayor Edson Rojas, jefe de la Guardia Municipal, advirtió de la existencia de estas fiestas clandestinas donde no se podía entrar, ya que siempre les indicaban que se trataba de fiestas privadas.

Él acotó que no tenían la reglamentación como para poder ingresar a las fiestas cuando son privadas, y que ello debía ser modificado.

Modus Operandi

El modus operandi de estas personas es la venta previa de manillas, mismas que sirven como entrada para “la fiesta”, porque en el lugar no hay un puesto para la venta de entradas.

Cuando llegan las autoridades les aseguran que se trata de una fiesta privada, en este caso indicaron que era un cumpleaños, pero al ver a todos los menores en estado de ebriedad y que portaban una manilla es que deciden actuar.

Una vez dentro los menores, comienza la venta y compra de bebidas alcohólicas con música a fuerte volumen y además de los excesos por parte de los casi niños.

Mario Enrique Espinoza

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
%d bloggers like this: