Defensor del Pueblo presentó denuncia formal contra tripulantes de helicóptero que habría causado la muerte de una voluntaria

El Defensor del Pueblo conjuntamente con familiares, presentaron una denuncia formal en la Fiscalía, por la muerte de la tercera víctima en el incendio de la reserva de Sama, muerte que supuestamente se produjo porque un helicóptero de acercó demasiado al lugar donde había brasas.

La delegada del Defensor del Pueblo en Tarija, Carola Romero Pacello, indicó que la señora Barby Urzagaste de Chino, dejó a cuatro menores en la orfandad, acotó que existen otras víctimas en el Hospital Regional San Juan de Dios HRSJD, quienes fueron los testigos presenciales de cómo ocurrieron los hechos.

El señor Jorge Chino, suegro de la fallecida, con lágrimas en los ojos aseguró que todos en el lugar estaban sanos y que fue el helicóptero que provocó la reactivación de las llamas, “ha tenido una muerte muy cruel… ha tenido una muerte muy cruel…”.

El fiscal departamental, Gilbert Muñoz Ortiz, sostuvo que está a la espera de que se oficialice la denuncia formal y también espera el informe oficial de los hechos a través de la Dirección Departamental de Bomberos, para iniciar otro proceso, ya que cada caso de muerte será investigado por separado.

Por su parte, el director departamental de Bomberos, Roberto Siles Veizaga, señaló que “hay entidades llamadas por ley que tienen que responder esa situación por cuanto no es nuestra tuición, nosotros no estamos a cargo de aquello, hay entidades, me imagino que a través del Ministerio de Defensa se enviarán los informes, nosotros no estamos autorizados para aquello”.

El director del HRSJD, Roberto Baldiviezo, manifestó que la señora le contó que ya estaban de retorno tras terminar con la misión de apagar el fuego, pero que la acción del helicóptero avivó las llamas, agregó que la señorita que salvó a la mujer también recibió quemaduras en los glúteos y en los codos, pero que la condición de ella es estable.

El jefe de la sala de Emergencias, Vladimir Velásquez, sostuvo que la víctima llegó con el 80% de su cuerpo con quemaduras de segundo y primer grado, y que fue la familia quien se opuso a que se le coloque las plaquetas de sangre para ayudar en su recuperación por sus creencias religiosas. “Son personas mayores de edad, hábiles por derecho, toman decisiones y nosotros estamos para brindarle todas las atenciones posibles, nosotros tenemos limitaciones, a las que no quisiéramos llegar pero a veces nos limita el mismo paciente y hasta la familia”, dijo el galeno.

Muchas de las quemaduras provocaron deshidratación en su organismo y esto llevó a un posible paro cardiaco, por la gravedad de las quemaduras es que puede haberse presentado la muerte para ella, acotó.

El esposo en el entierro

Su esposo estaba con ella y contó que ese sábado llegaron como voluntarios y a las seis de la mañana fueron destinados a ese lugar, coincidió en que ya retornaban tras terminar su labor, pero que se detuvieron a sacar fotos al helicóptero, muy cerca de donde quedaban brasas.

Fue en ese momento que “como si hubieran echado gasolina” se avivaron las llamas que crecieron hasta una altura de seis metros, él estuvo un poco más arriba y logro escapar, pero su esposa junto a otra amiga fueron atrapadas por las llamas.

Agregó, que fue un deseo de ella el no recibir transfusión de sangre, por eso cumplió lo que pidió, además sostuvo que el médico le dijo que una persona con más del 50% de su cuerpo quemado no llega a sobrevivir.

Comentó además que sus hijos le echan la culpa por la muerte de su madre ya que le preguntan por qué la llevo ahí. “Ahora tengo que reordenar la casa, vamos a salir adelante… yo le dejó todo en manos de Dios”, indicó.

Agradeció a la Gobernación porque corrió con todos los gastos fúnebres, es decir con el sepelio, el cajón y un lugar dónde enterrarla.

Mario Enrique Espinoza

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
%d bloggers like this: