Proyecto para la mitigación de olores de las algunas de oxidación podría adjudicarse por excepción

El proyecto para mitigar los malos olores en las lagunas de oxidación de San Luis podría adjudicarse por excepción ante los dos intentos frustrados de hacerlo mediante licitación, actualmente se analiza, entre otros aspectos, dos modalidades. “Lo que sí hemos comprometido, el trabajo y la gestión para que el 2017 sea licitado o adjudicado e iniciado el proyecto con el pago del anticipo”, confirmó el asesor de la Gobernación, José Luis Gandarillas Tejada, tras asistir a reunión sobre el tema.

La Gobernación con sus técnicos explicó el proyecto de mitigación de malos olores al Comité Impulsor de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales y a la Comisión de Medio Ambiente del Concejo municipal, que llamó a esta reunión. “En el presupuesto de este año se prevé una asignación de cinco millones de bolivianos que equivale al 20% del total de la inversión, todavía no está definido si se lanza una nueva contratación o se contrata una empresa por excepción”, insistió.

“La Secretaría de Planificación presupuestó 25 millones de bolivianos para este proyecto, que está separado de la planta de tratamiento de aguas residuales, su ejecución llevará estimativamente 28 meses, dos años y cuatro meses”, explicó.

El proyecto de mitigación de olores no pudo concretarse hasta ahora porque dos licitaciones se cayeron, fueron declaradas desiertas debido a la no presentación de proponentes para concretar este proyecto considerado urgente.

Hasta fines de julio la Secretaría de Obras Públicas tendrá el documento completado, pasará a la dirección de contrataciones donde se definirá la vía que se tomará, la licitación nuevamente o en su defecto la invitación directa a una empresa.

Una licitación estimativamente duraría tres meses, la invitación directa podría llevar menos tiempo; sin embargo, no es mucho, de todas maneras la Gobernación prometió que el 2017 se darán todos los pasos para que el proyecto se ejecute desde los primeros meses de 2018.

Como consecuencia del colapso de las lagunas de oxidación de San Luis, por la excesiva carga de aguas residuales, fuertes malos olores emanan afectando prácticamente a toda la ciudad, aunque más a las zonas de la parte sur.

El proyecto de control de estos olores consiste en lo fundamental en una retener esos olores mediante una geomembrana y posteriormente quemarlos, de acuerdo a explicación de los técnicos quienes coinciden en la necesidad de la urgencia de esta obra.

Comité pedirá contratar empresa por excepción

El Comité Impulsor de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales pedirá mediante carta al gobernador Adrián Oliva Alcázar, contratar una empresa para ejecutar el proyecto de mitigación de malos olores, por la vía de la excepción. “El gobernador nos ha dado la opción de que por medio de una carta del Comité Impulsor, le pidamos que entregue por excepción el proyecto, ya no vaya a licitación, el Comité se reunirá el lunes para redactar esta carta”, informó el activista, Ricardo Pacheco.

El presupuesto para el proyecto de mitigación de olores está asignado, para el 2017 hay cinco millones de bolivianos, el año 2018 tendrá otra asignación para que continúe la obra, declaró al mostrar satisfacción por este avance con este proyecto. “Estamos más contentos con el gobernador”, dijo Pacheco mientras la diputada Virginia Narváez Rocha, calificó de positiva la reunión, se logró la participación de varias instituciones y todos están interesados en que el proyecto se haga realidad.

Fernando Barral Zegarra

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
%d bloggers like this: